El ancla del alma

El ancla del alma

Por Departamento Web

«Pero deseamos que cada uno de vosotros muestre la misma solicitud hasta el fin, para plena certeza de la esperanza, a fin de que no os hagáis perezosos, sino imitadores de aquellos que por la fe y la paciencia heredan las promesas.»  Hebreos 6:11-12

Abraham gimió, enfrentó el desierto y muchas dificultades para ir a Canaán, pero debido a su fe constante, paciencia y perseverancia, llegó allá.

«Porque cuando Dios hizo la promesa a Abraham, no pudiendo jurar por otro mayor, juró por Sí mismo, diciendo: De cierto te bendeciré con abundancia y te multiplicaré grandemente. Y habiendo esperado con paciencia, alcanzó la promesa.»   Hebreos 6:13-15

Un ancla es un instrumento náutico usado para mantener la embarcación sujeta en fondos rocosos, lodosos o arenosos, fijándose en la posición segura para soportar las correntadas y los vientos fuertes.

«…los que hemos acudido para asirnos de la esperanza puesta delante de nosotros. La cual tenemos como segura y firme ancla del alma, y que penetra hasta dentro del velo, donde Jesús entró por nosotros como precursor, hecho sumo sacerdote para siempre según el orden de Melquisedec. »   Hebreos 6:18-20

La Esperanza es el Ancla de nuestra alma, que nos da la seguridad y el ánimo para soportar todas las tribulaciones y aflicciones que surgieren en el mar de esta vida.

Lo interesante es que un ancla, generalmente, está formada por un asta terminada por la cruz.

Si somos perseverantes y pacientes, estando agarrados al pie de la Cruz, jamás perderemos la esperanza de la Salvación.

Siendo así, ¡NUNCA SALTE DEL BARCO!

Colaboró: Obispo Carlos Alberto

Texto extraído del blog del obispo Edir Macedo

Lea también: Estructura de la vida

comentarios

[fbcomments url="https://universal.org.mx/2019/08/06/el-ancla-de-alma/" width="100%" count="off" num="3" countmsg="wonderful comments!"]

Free WordPress Themes, Free Android Games