¿Cómo ser amigo de Dios?

¿Cómo ser amigo de Dios?

Por Departamento Web

Sepa qué características desarrollar para se amigo de Dios

La Biblia destaca, en muchos momentos, la importancia de tener buenos amigos. En uno de ellos dice: “El hombre que tiene amigos debe ser amistoso, y amigos hay más unidos que un hermano” (Proverbios 18:24).

Con respecto al tema, el obispo Edir Macedo hace las siguientes consideraciones:

Amistad

“El amigo más allegado es aquel que demuestra consideración, respeto y amor en todos los momentos. Uno de los privilegios de la vida es la capacidad que tenemos de hacer amistades. En la sociedad, el hombre es valorado por los amigos influyentes que posee, por eso todos aprenden tempranamente a vivir rodeados de personas. Sin embargo, más importante que la cantidad es la calidad de esos amigos.

De esa forma, solamente quien tiene las virtudes de Dios, como integridad, sinceridad y temor puede volverse un amigo de verdad. El Señor Jesús demostró ser nuestro verdadero Amigo, pues nos tuvo en tan alta estima que entregó Su propia vida por amor a nosotros (Job 15:13-15). Ante todo, para que podamos tener discernimiento y madurez para seleccionar y valorar nuestras amistades a lo largo de nuestra existencia”.

De esa forma, solamente quien tiene las virtudes de Dios, como integridad, sinceridad y temor puede volverse un amigo de verdad. El Señor Jesús demostró ser nuestro verdadero Amigo, pues nos tuvo en tan alta estima que entregó Su propia vida por amor a nosotros (Job 15:13-15). Ante todo, para que podamos tener discernimiento y madurez para seleccionar y valorar nuestras amistades a lo largo de nuestra existencia”.

El Señor Jesús demostró ser nuestro verdadero Amigo, pues nos tuvo en tan alta estima que entregó Su propia vida por amor a nosotros (Job 15:13-15). Ante todo, para que podamos tener discernimiento y madurez para seleccionar y valorar nuestras amistades a lo largo de nuestra existencia”.

Amigo de Dios

¿Y quién puede ser mejor amigo que el Altísimo? Pero ¿es posible estar a la altura de un Amigo tan Grande y Poderoso? Un ejemplo de quien logró realizar este hecho fue Abraham. El obispo Edir Macedo enlista algunas características que se pueden ver en el patriarca de la fe, las cuales son esenciales para que haya esa relación:

  • Consideración: lo que hemos visto son personas que viven como si Dios no existiera, sin considerar lo que Él dice. Pero Abraham consideraba las palabras, las orientaciones y los consejos de Dios, es decir, actuaba de acuerdo con ellos.
  • Respeto: se le falta el respeto a Dios cuando Su Autoridad y Soberanía no son reconocidas, y es justamente esto lo que observamos en el comportamiento de muchos. Pero Abraham temía a Dios, por eso, obedecía y se sometía a Él.
  • Lealtad: es una cuestión de moral. Pero lo que ha reinado en el corazón y en la mente de las personas es la inmoralidad. La falta de carácter se volvió algo común, y ya no existe la preocupación por vivir rectamente. Pero Abraham cumplía lo que Le prometía a Dios, honraba la palabra empeñada para con Él.
  • Disposición para ayudar: las personas están preocupadas por sus propios problemas, por su propia vida. El egoísmo ha imperado, y, si ya no se muestran dispuestas a ayudar a quien ven, ¿cómo contribuirán a algo que no ven? Pero Abraham tenía tanta disposición para cooperar con el Plan de Dios que sacrificó día tras día a favor de Él.
  • Comunicación: la comunicación con Dios se vuelve imposible cuando se tiene una mente enfocada en las cosas terrenas, y es justamente este tipo de mente el que la mayoría tiene. Pero la mente de Abraham estaba dirigida a las cosas eternas. Por eso, Dios hablaba con él, y él oía Su Voz.
  • Cosas en común: el mundo ama y promueve ideas contrarias a los preceptos de Dios. El propio espíritu de las personas es malo. Pero el espíritu de Abraham tenía conceptos y valores en común con el Espíritu de Dios. Dios ya observaba el comportamiento y la naturaleza de Abraham, que eran distintos de los de las demás personas de aquella época. Por eso, lo llamó.
  • Confianza: la mayoría de las personas manifiesta una fe débil y emotiva, que se quebranta delante de la primera situación contraria. Por eso, enseguida comienzan a cuestionar, dudan y abandonan a Dios. Pero Abraham confiaba tanto en Dios que creyó que Su promesa se cumpliría, aunque sacrificara a su único hijo en el Altar.

Estas son las características que usted tiene que trabajar si quiere tener una amistad con el Altísimo. Si quiere saber más sobre temas que se relacionan con la fe, entonces, participe en una de las reuniones que se llevan a cabo en la Universal más cercana a su domicilio. Las puertas están abiertas todos los días y hay distintos horarios. Busque la sede más cercana haciendo clic aquí.

comentarios

[fbcomments url="https://universal.org.mx/2019/07/20/como-ser-amigo-de-dios/" width="100%" count="off" num="3" countmsg="wonderful comments!"]

Free WordPress Themes, Free Android Games