Carding: una modalidad para estafarte

Carding: una modalidad para estafarte

Por Departamento Web

 Con software especializado acceden a tu número de tarjeta bancaria

Una de las estafas más comunes en las tarjetas de crédito y débito es la clona­ción, sus víctimas solo se dan cuenta hasta que van a realizar un pago, retiran efectivo o ven su estado de cuenta. No obstante, existe una nueva forma de estafa que se realiza en línea, es conocida como carding.

De acuerdo con la Condusef, los ladro­nes, llamados bineros, crean un software que de modo aleatorio genera los números de tarjetas, códigos de seguridad y fechas de expiración. Cuando logran que esos da­tos coincidan, los usan para hacer compras generalmente pequeñas, difíciles de perci­bir hasta que llega el estado de cuenta.

Para prevenir ser víctima de esta cibe­restafa, la Condusef aconseja no perder de vista tu tarjeta y tú mismo teclear tu código de seguridad o CVV si haces una compra en línea.

Asimismo:

• Al comprar en línea, no uses redes o computadoras públicas.

• Verifica que los sitios de compras sean seguros, cerciórate que en la barra de di­recciones esté el código “https” y un can­dado cerrado.

• Con frecuencia, revisa los movimien­tos de tu cuenta y no dudes en reportar alguna anomalía.

• Activa las alertas de movimientos en tu cuenta.

• Si requieres asesoría o ayuda, acude a la Condusef.

¿Cómo pagaría una deuda de 500 mil pesos si estaba enferma?

“Desde pequeña, mi madre me dijo que yo iba a fracasar. Esas palabras me marcaron tanto que, cuando crecí, se cumplieron: en mis dos primeros matri­monios hubo agresiones e infidelidades. Llena de amargura, me volví una mujer violenta.

Con mi actual esposo eso se repitió; también nos fue mal económicamente porque ambos nos quedamos sin empleo, pero a él no le dieron liquidación pese a su antigüedad. Me avergüenza decirlo, pero llegamos a robarle comida a mi suegra; además, debíamos más de 500 mil pesos por usar las tarjetas de crédito y por pedir­le prestado a conocidos.

No tenía fuerzas, ni físicas ni emociona­les para seguir adelante. Sufría hemorra­gias muy fuertes, me hicieron tratamien­tos, me operaron, pero no se solucionó. Los médicos dijeron que tenía que apren­der a vivir con eso. Me dio anemia tipo II. Quise ahogar mis penas en la bebida. Deseaba morirme…

En ese transcurso, conocí la Universal. Ahí me explicaron que, mediante la Ho­guera Santa, Dios podía atender mis ne­cesidades y provocar grandes milagros. Participé colocando mi mayor esfuerzo y Dios no me falló, ya que las bendiciones fueron llegando. En la salud, por ejemplo, las hemorragias se me quitaron sin expli­cación, incluso me retiraron el tratamien­to que llevaba.

Mi esposo y yo nos perdonamos, él prometió que no volvería a fallarme y cambió su forma de ser. Así, la tristeza y los vicios le dieron paso a la felicidad y a las ganas de vivir. Seguimos haciendo vo­tos de fe y nuestra economía también fue bendecida: fuimos saldando las deudas en su totalidad, compramos un auto nuevo y tuvimos la oportunidad de cerrar un gran negocio.

Sé que lo que he vivido es una pequeña nuestra de lo mucho que Dios puede ha­cer.” –Liliana Dosamantes.

comentarios

[fbcomments url="https://universal.org.mx/2019/07/15/carding-una-modalidad-para-estafarte/" width="100%" count="off" num="3" countmsg="wonderful comments!"]

Free WordPress Themes, Free Android Games