¿Puedes oír esa voz?

¿Puedes oír esa voz?

Por Departamento Web

Esa voz quiere decirte cómo cambiar tu historia

“Pero Dios había dicho a Abram: Vete de tu tierra y de tu parentela, y de la casa de tu padre, a la tierra que te mostraré. Y haré de ti una nación grande, y te bendeciré, y engrandeceré tu nombre, y serás bendición.” (Génesis 12:1-2)

Se dice que hace varios siglos, Dios le pidió a un hombre de 75 años de edad llamado Abram algo muy difícil de hacer: DEJAR TODO… tierras, parientes y la casa de su padre… para ir a un lugar desconocido del cual ni siquiera se le dio la ubicación. Dicho de otro modo, Dios le estaba pidiendo a un anciano abandonar lo que había construido durante toda su vida y comenzar de la nada… sin el apoyo de nadie… en un lugar desconocido.

¿Acaso Dios pretendía matar a Abram o hacerle daño? La respuesta es “NO”.

El deseo de toda una vida

Abram tenía posesiones, pero su mayor sueño no se había realizado: ser papá. En aquella época ser papá era incluso más admirable que ser muy rico. Quien no tenía hijos era visto como un fracaso. El hombre podía tener varias mujeres, para engendrar muchos varones, pero Abram escogió quedarse solo con Sara, a quien amaba y con quien mantenía el sueño de engendrar.

Humanamente hablando, a esas alturas, ya no había posibilidades de tener hijos. El tiempo se había terminado. Sara era menor que Abram 10 años, pero aún así ya era anciana. Y en toda su juventud fue estéril. Dios le estaba pidiendo dejarlo todo a cambio de una promesa completa: hacerlos padres, y no de solo de un hijo, ¡sino de muchos, de una nación! Prometió ¡engrandecer su nombre!, es decir ¡ya no lo conocerían como un fracaso!

¿Cómo te conocen los demás?

Las Sagradas Escrituras afirman que Dios sabe quién eres y que su deseo es darte lo que más necesitas. Y, como a Abram, si estás dispuesto a hacer caso, hay una voz llamándote. No una voz que audible, sino una que se percibe a través de la fe. Esa voz quiere decirte cómo cambiar tu historia, hacer un pacto contigo.

¿Quieres entenderla mejor?

En la Universal ya dio inicio la Hoguera Santa, un periodo de 21 días donde el tema central de las reuniones son las actitudes de fe que llevaron a personas como Abram a vivir hechos extraordinarios. Quien decide poner a prueba una fe como esa ha logrado en el presente cambios maravillosos. Acércate y participa.

Seas frecuentador de la Universal o no, puedes unirte. Nota: Abram no tenía religión cuando hizo caso a ese llamado; quizá sea el momento de atreverte a poner a prueba lo que puede hacer tu fe.

Lea también: ¿Quiere tener éxito? Atienda el llamado de Dios

“Pensaba que matarme y matar a mis hijos era la única salida”

“Me conocían por mi pobreza. Vivía en un cuarto de 4X4 con mis hijos y en ocasiones nos quedamos sin comer. Incluso pensé en matarme junto con mis niños, porque para mí ya nada podría resolver mi situación.

Sin embargo, todo tomó un rumbo diferente cuando escuché el llamado de Dios. No fue sencillo, debo reconocer que, ante tanto dolor, me costaba creer que podía realizar mis sueños, pero en las reuniones de la Universal comprendí que esto sí es posible; siempre y cuando uno ponga al Señor en primer lugar.

Al participar en la Hoguera Santa, se me dieron las condiciones para transformar mi realidad. Me vinieron diversas ideas para progresar y las puse en practica confiada en que Dios me bendeciría, así sucedió: ahora tengo una empresa, casa propia, mi auto. Actualmente, me reconocen por mi éxito.

Solo Dios cambió mi historia”, Leticia Maya.

comentarios

[fbcomments url="https://universal.org.mx/2019/07/08/puedes-oir-esa-voz/" width="100%" count="off" num="3" countmsg="wonderful comments!"]

Free WordPress Themes, Free Android Games