Evangelizar en el trabajo: ¿es correcto o incorrecto?

Evangelizar en el trabajo: ¿es correcto o incorrecto?

Por Departamento Web

En 2016, la enfermera Sarah Kuteh, de 50 años, fue despedida del hospital en el que trabajaba en Inglaterra y su licencia profesional fue cancelada. El despido ocurrió tras la queja de un paciente de cáncer que ella intentó evangelizar y a quien le dijo que solo el Señor Jesús podría curarlo.

Sarah, nativa de Serra Leoa, África, trabajaba desde hace 15 años como enfermera en NHS, el sistema público de salud de Reino Unido.

En ese momento, ella le regaló su Biblia al paciente que se preparaba para una cirugía y lo hizo cantar con ella el Salmo 23. El enfermo, alarmado, se quejó con la dirección del hospital y dijo que el suceso fue “muy grotesco” y parecía una escena de un sketch humorístico de TV.

En 2017, al recurrir a la justicia, Sarah obtuvo de nuevo el derecho de ejercer la enfermería, pero no el empleo. Recurrió otra vez al hospital este año, pero no lo logró de nuevo.

No debe ser una imposición

Aunque Sarah siguiera lo que creía correcto, pudo no hacerlo de la manera apropiada. Evangelizar requiere preparación. El fervor de la enfermera fue mal aplicado. Cabe mencionar que es necesario ser sabio incluso para evangelizar, no solo las palabras expresan la fe, sino también las actitudes.

Quien convence a las personas y despierta en ellas el deseo de la Salvación es el Espíritu Santo. Imponer y obligar su fe al otro puede tener un efecto opuesto. Puede irritarlo y apartarlo aún más de la Palabra.

¿Mal testimonio?

Ella le prometió a la dirección del hospital que ya no haría eso, pero no cumplió lo prometido. ¿Acaso el paciente se hubiera quedado irritado si Sara mostrara su fe por medio de su conducta? No podemos afirmar eso, pero es posible imaginar que él podría verla de otra manera.

La lección de esta historia es que es necesario capacitarse para hablar de la Palabra de Dios. Usted debe evangelizar en el trabajo y en cualquier otro lugar, pero necesita acordarse de que el ejemplo habla más fuerte que cualquier explicación. No sirve convertirse en una persona molesta o incluso insistente. Si a quien se le transmite la Palabra ve que el evangelista es molesto e inoportuno, con certeza, él no querrá convertirse en alguien así.

Entonces, antes de convencer a alguien, conquiste su respeto por medio de sus actitudes. Siempre muestre que es una mejor persona. De esta forma, ganar alma se volverá una tarea simple, respetuosa y, principalmente, eficiente. Piense en eso.

*Colaboró: Sara Oliveira

comentarios

[fbcomments url="https://universal.org.mx/2019/06/12/evangelizar-en-el-trabajo-es-correcto-o-incorrecto/" width="100%" count="off" num="3" countmsg="wonderful comments!"]

Free WordPress Themes, Free Android Games