No alcanzarás el éxito demeritándote

No alcanzarás el éxito demeritándote

Por Redacción Periódico

El éxito es alcanzar la excelencia en las principales áreas de nuestra vida, como tener estabilidad emocional y financiera, mantener amistades, ser feliz en el matrimonio o en el amor, llevarse bien con los demás, alcanzar y superar nuestras metas.

No obstante, hay personas que se encuentran a una distancia abismal del éxito justamente porque creen y actúan de una forma contraria a la que deberían. Demeritarse, por mencionar un ejemplo, es un hábito incorrecto que, la mayoría de la gente, consciente o inconscientemente, ha adoptado y, consecuentemente, le ha alejado de sus sueños.

“Muchas veces, las personas tienen un sueño bien definido, pero se demeritan. No creen que merecen conquistar aquello que sueñan. […] Aunque deseen ser exitosas, acaban aferrándose a situaciones que les impiden avanzar”, explica Caio Carneiro, experto en Marketing Relacional y considerado por la Business From Home como uno de los líderes con más influencia en el ramo.

Asimismo, el también conferencista sugiere invertir seriamente en adquirir creencias y hábitos correctos para alcanzar el éxito.

Por otra parte, espiritualmente hablando, se sabe que quien tiene un pacto con Dios y con Su Palabra, recibe bendiciones a manos llenas de Su parte, pues Él no está peleado con las riquezas sino que es Dueño de todo el oro y toda la plata (Hageo 2:8). Esa vida abundante también está a tu disposición, pero para recibirla, debes dejar de hacerte menos y confiar más en Sus promesas.

Acude a la Nación de los Vencedores, que se lleva a cabo los lunes, en varios horarios, en el Centro de Ayuda Universal, para conocer más temas que te ayuden a despuntar financieramente.

“Los días de pobreza quedaron en el pasado”

“Mi situación económica era lamentable, el dinero se me esfumaba, apenas me alcanzaba para comprar comida; para solventar algunos gastos pedía dinero prestado; además era una verdadera calamidad cuando mis hijos se enfermaban porque no tenía con qué pagar los servicios de un médico.

Para mí, pasar por estos apuros económicos era una humillación; no entendía por qué si me esforzaba, era trabajadora, las cosas me salían mal y padecía tanto. Al ver mi condición, una tía me invitó a la Universal, me comentó que en la Nación de los Vencedores me enseñarían a usar mi fe y podría terminar con mis problemas financieros.

No obstante, en un principio me negué, tuve que tocar fondo para darme cuenta que realmente necesitaba acudir a estas reuniones.

Desde la primera vez que asistí, noté cambios: mi estado de ánimo fue otro, tuve esperanza de que todo sería distinto. Al leer la Palabra de Dios y practicarla, mi visión fue otra. Supe que podía aspirar a un mejor porvenir, porque el Señor lo prometía: ‘yo he venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia’ [Juan 10:10].

Actualmente, soy otra, cambió mi mente y mi realidad también, mi perseverancia ha rendido frutos: he adquirido un terreno, tres camionetas, he pagado mis deudas y no me falta absolutamente nada.

De ser una mujer en pobreza, el Señor me ha llevado a la abundancia. ¡Vale la pena llevar a cabo un pacto con la Palabra de Dios!”, Anastasia.

Sigue leyendo: Deje de ser ansioso

comentarios

[fbcomments url="https://universal.org.mx/2019/05/27/no-alcanzaras-el-exito-demeritandote/" width="100%" count="off" num="3" countmsg="wonderful comments!"]

Free WordPress Themes, Free Android Games