El obispo Edir Macedo habla del poder destructivo del pecado

El obispo Edir Macedo habla del poder destructivo del pecado

Por Departamento Web

Durante la Velada de los Valiosos, realizada en Brasil, él reveló que el pecado es el motivo del fracaso de muchos de los que dicen creer en Dios

Como una novia que se prepara para el día del matrimonio, checando cada detalle del día más importante de su vida, así también deben actuar los que desean recibir el Espíritu Santo o ser renovados. Es decir, preparar su mente, pensamientos y corazón para recibir al propio Dios.

Por eso, se llevó a cabo, en la madrugada del pasado sábado 18 de mayo, la Velada de los Valiosos, con la presencia del obispo Edir Macedo, a fin de que los asistentes se preparen para el Ayuno de Daniel.

“Cuando Él descienda sobre usted, nacerá una nueva criatura, un hijo de Dios y la vieja criatura se quedará atrás. Usted podrá comenzar todo de nuevo. Tener un nuevo pensamiento, nuevo corazón y nuevo objetivo de servir a Dios”, afirmó el obispo.

Pero, para recibir este presente Divino, es necesario el sacrificio, la renuncia del propio yo. Pues, mientras viva en el pecado, la persona no será morada del Espíritu Santo.

Pecado: el motivo del fracaso

Continuando esta orientación, el domingo 19 de mayo, el obispo estuvo en Río de Janeiro. Durante la reunión, él reveló la razón por la que muchas personas continúan con la vida destruida, aun creyendo en Dios y en Su Palabra.

“Ellas continúan viviendo en el pecado, que trae duda, miedo, todo lo que no sirve dentro de ellas. Eso las deja incapaces de luchar. La Biblia dice que el salario del pecado es la muerte (Romanos 6:23), por eso, el diablo ha permanecido”, explicó el obispo.

Si no hay conversión y entrega sincera al Señor Jesús, no habrá vida con abundancia. Para cambiar esa situación, el primer paso es abandonar el pecado y arrepentirse sinceramente.

Participe en el Ayuno de Daniel

Si esa es su situación, una gran oportunidad de cambio es participar en el Ayuno de Daniel. Usted será avivado por el Espíritu Santo. El propósito empezó el domingo 19 de mayo, y el cierre será el 9 de junio, en el día de Pentecostés, directo del Cenáculo de Jerusalén.

Si usted desea ese avivamiento espiritual, no deje de participar en las reuniones que se llevan a cabo todos los días en el Santuario de la Fe (Av. Revolución núm. 253, Col. Tacubaya) o en el Centro de Ayuda Universal más cercano a su domicilio.

comentarios

[fbcomments url="https://universal.org.mx/2019/05/21/el-poder-destructivo-del-pecado/" width="100%" count="off" num="3" countmsg="wonderful comments!"]

Free WordPress Themes, Free Android Games