Ayuno de Daniel: hay una diferencia entre “ser de Dios” y “hacer la obra de Dios”

Ayuno de Daniel: hay una diferencia entre “ser de Dios” y “hacer la obra de Dios”

Por Departamento Web

Conozca la diferencia entre el ser y el hacer 

“… pero recibiréis poder, cuando haya venido sobre vosotros el Espíritu Santo, y Me seréis testigos en Jerusalén, en toda Judea, en Samaria, y hasta lo último de la tierra” (Hechos 1:8).

Si observamos atentamente el versículo anterior, veremos que el Señor Jesús, al decir esas palabras, estaba explicando que los resultados recolectados de la obra espiritual son solo consecuencias del cambio interno impulsado por el Espíritu Santo.

“El Señor Jesús no está hablando solo del recibimiento del Espíritu Santo para que se hagan milagros. Él enfoca el ‘ser’ y el ‘hacer’. Porque mucha gente hace la obra de Dios. Pero, cuando el Espíritu Santo viene, Él quiere formar en la persona el carácter de Jesús. Él nos hace ser espíritu, nuevas criaturas”, aclaró el obispo Edir Macedo.

Este pasaje bíblico nos ayuda a comprender el motivo por el cual el Señor Jesús también dijo:

“Muchos me dirán en aquel día: Señor, Señor, ¿no profetizamos en Tu nombre, y en Tu nombre echamos fuera demonios, y en Tu nombre hicimos muchos milagros? Y entonces les declararé: Nunca os conocí; apartaos de Mí, hacedores de maldad” (Mateo 7:22-23).

Dichas personas mencionadas por el Señor Jesús “aprendieron” a hacer la obra del Altísimo, pero no recibieron el cambio interno impulsado por Él.

“¿De qué me sirve que conozca los misterios del Reino de Dios, tenga información y haga la obra de Dios, pero no obedezco Su Palabra? No sirve de nada. Mucho más que hacer, Él quiere que tengamos Su carácter”, continúa el obispo.

Él agregó que muchas personas transmiten una apariencia de santidad, pero que, en realidad, están contaminadas por el pecado. Hay quienes incluso hacen la obra del Señor, pero no tienen Su carácter.

Lea también: 5 características de quien tiene el Espíritu Santo

Ayuno de Daniel

Por eso, si usted está en esa condición, arréglese con el Señor Jesús mientras hay tiempo. Desde hoy hasta el 9 de junio se está llevando a cabo el propósito del Ayuno de Daniel, para el avivamiento del Espíritu Santo. El cierre será en el día de Pentecostés con el derramamiento del Espíritu Santo, directo del Cenáculo de Jerusalén. Si usted desea ese avivamiento espiritual participe en las reuniones que se llevarán a cabo en el Santuario de la Fe (Av. Revolución núm. 253, Col Tacubaya) o en el Centro de Ayuda Universal más cerca de su domicilio. Continúe siguiendo las novedades sobre el Ayuno de Daniel en este sitio.

comentarios

[fbcomments url="https://universal.org.mx/2019/05/21/direfrencia-de-el-sery-el-hacer/" width="100%" count="off" num="3" countmsg="wonderful comments!"]

Free WordPress Themes, Free Android Games