Nunca es tarde para ser quien anhelas

Nunca es tarde para ser quien anhelas

Por Departamento Web

Nunca es tarde, así pase el tiempo que sea necesario, tus ganas de salir adelante no deben menguar

El sexto mes del año está por comenzar y, quizá, hasta ahora no has cumplido ninguno de los propósitos que hiciste cuando empezó el 2019. Tal vez, tenías en mente muchos proyectos, pero con el pasar del tiempo, desististe y en lugar de verlos como cercanos, los sientes tan lejanos que apenas y te acuerdas a donde querías llegar. Pero nunca es tarde

Detente, aunque el futuro se vea sombrío, la vida te presente retos y aunque a veces sea difícil que permanezcas con el mismo ánimo del inicio, con deseos de salir adelante y ganas de pelear para superar los obstáculos, Dios—el más interesado en que venzas—, tiene un mensaje para ti en Su Palabra:

“El da esfuerzo al cansado, y multiplica las fuerzas al que no tiene ningunas. Los muchachos se fatigan y se cansan, los jóvenes flaquean y caen; pero los que esperan en el Señor, tendrán nuevas fuerzas; levantarán alas como las águilas; correrán, y no se cansarán; caminarán, y no se fatigarán” (Isaías 40:29-31).

“El Espíritu de Dios está buscando a gente determinada, convencida, decidida, intrépida, osada, valiente y audaz para manifestar Sus grandezas. Gente que asuma la fe independientemente de las dificultades. En cada milagro hay una guerra entre las convicciones personales y las circunstancias aparentes”, explica el obispo Macedo.

A lo mejor piensas: “ese será mi próximo carro”, “voy a vivir en esa colonia”, voy a conocer tal país”, “tendré mi empresa o negocios y seré exitoso” y la gente a tu alrededor te tira de a loco, pero el Señor de los Ejércitos cree en ti.

Así pase el tiempo que sea necesario, tus ganas de salir adelante no deben menguar y mucho menos si tienes la mano poderosa del Señor sosteniéndote. ¡Nunca es tarde!

Si quieres saber más sobre temas financieros basados en la Palabra de Dios, asiste todos los lunes a la Nación de los Vencedores. Te esperamos.

Se deprimía al ver su condición económica

“A pesar de que era una mujer trabajadora, no veía resultados en lo que hacía. Ni siquiera tenía para comprarles a mis hijos lo que necesitaban en la escuela. Prefería encerrarme en mi mundo mientras pensaba que iba a hacer, me causaba depresión saber que no tenía suficiente dinero. Si bien nunca me hizo falta de comer, vivía en los límites y no me alcanzaba.

No contaba con un trabajo estable, pues laboraba dos días a la semana y mi sueldo era muy bajo. Afortunadamente, llegué a la Nación de los Vencedores porque ahí visión se amplió y, cuando usé la fe, las puertas se me abrieron y empecé a trabajar más días a la semana. Así crecí económicamente.

Fui notando la diferencia, puesto que nada de esto sucedió de la noche a la mañana; sin embargo, hasta recuperé un lugar que me habían heredado mis papás.

Asistiendo a las reuniones y obedeciendo la Palabra de Dios, dejé de vivir apretada y sin límites, mis ganancias aumentaron y estoy buscando que mi negocio crezca más… ¡Mi vida cambió!”, Blanca González.  

Nación de los Vencedores
Lunes en la Av. Revolución 253, Tacubaya 
7am, 10am, 12pm, 4pm, 6pm y 7:30pm.
Para saber la dirección de otros Centros de Ayuda Universal haz clic aquí.

Lea también: ¿Su vida financiera está yendo de mal en peor?

comentarios

[fbcomments url="https://universal.org.mx/2019/05/20/nunca-es-tarde-para-ser-quien-anhelas/" width="100%" count="off" num="3" countmsg="wonderful comments!"]

Free WordPress Themes, Free Android Games