“Hijo de tigre, pintito”

“Hijo de tigre, pintito”

Por Departamento Web

“Yo hablo lo que he visto cerca del Padre; y vosotros hacéis lo que habéis oído cerca de vuestro padre” (Juan 8:38).

Todos, inevitablemente, tenemos dentro de nosotros lo que vimos y oímos de nuestros padres: comportamientos, costumbres, valores, creencias, manías, defectos y cualidades.

Es decir, somos el reflejo de lo que vivimos desde nuestro nacimiento hasta la fase adulta.

¿Quién nunca, por ejemplo, se sorprendió teniendo la misma reacción y la misma conducta que muchas veces desaprobó de sus padres? Pues sí, esto sucede porque, aun desaprobando tal comportamiento, usted no logra actuar de otra forma, por el hecho de que esa ha sido la única que usted aprendió. Por lo tanto, el ciclo se repite.

Tal vez usted haya crecido en un lugar rodeado de celos excesivos, inseguridad, desconfianza, agresiones verbales, indiferencia, traiciones, etc. Por esta razón, siempre idealizó para su vida una relación basada en la confianza, complicidad y fidelidad. Exactamente lo opuesto de lo que presenció dentro de casa. Sin embargo, eso no fue lo que sucedió.

Hoy, usted mira su relación y ve la misma película repitiéndose: celos, desconfianza, agresividad, indiferencia y traición.

La verdad es que, queriendo o no, la persona hereda la naturaleza de los padres. Aun inconscientemente, el hijo siempre tomará al padre como ejemplo. Muchas mujeres, por ejemplo, crecieron oyendo de su madre que ella no podía depender de ningún hombre, por eso, necesitaba invertir en su vida profesional para volverse independiente. Hoy ella se volvió independiente y solitaria.

Pero, entonces, ¿cómo liberarse de esa maleta negativa y lograr la realización amorosa?

Es necesario cambiar la naturaleza heredada de los padres por la naturaleza de Dios. Solamente así será posible construir una relación feliz, basada en los principios de Dios.

No obstante, para que esto sea posible, el Espíritu del Amor necesita asumir el control de su relación. Y, entonces, en lugar de la naturaleza heredada de sus padres, usted recibirá la naturaleza Divina.

Aprenda cómo en la próxima reunión de la Terapia del Amor, que se llevará a cabo el 16 de mayo.

Para iniciar ese proceso de transformación, participe en la Terapia del Amor, que se realiza todos los jueves, en el Santuario de la Fe, en Av. Revolución núm. 253, Col. Tacubaya, CDMX, especialmente a las 7:30 p. m.

También puede participar en Av. Yucatán núm. 160, exclusivamente a las 7 p. m.

Consulte en el Centro de Ayuda Universal más cercano a usted para saber si se lleva a cabo esta reunión.

comentarios

[fbcomments url="https://universal.org.mx/2019/05/15/hijo-de-tigre-pintito/" width="100%" count="off" num="3" countmsg="wonderful comments!"]

Free WordPress Themes, Free Android Games