Usted, ¿qué tiene en común con el profeta Elías?

Usted, ¿qué tiene en común con el profeta Elías?

Por Departamento Web

Descubra y aprenda a usar su fe como el profeta Elías

Una vez más, Israel se corrompió espiritualmente. El pueblo estaba tan entregado a la idolatría que eligió a Baal como protector de la nación. Olvidaron todos los beneficios proporcionados por el Creador y argumentaban que la lluvia, las cosechas y la fertilidad provenían de las falsas divinidades.

La iniquidad del rey Acab superó la de todos los reyes que Israel tuvo antes que él, provocando así la ira del Señor. Él se casó con una pagana (Jezabel), ignorando la Ley de Moisés que prohibía tal alianza con el pueblo extranjero que servía a otros dioses.

Como consecuencia, no solo él se volvió adorador de Baal, sino que también permitió que todo Israel fuera ocupado, al mando de Jezabel, por santuarios y sacerdotes paganos.

En aquella época, Dios envió al profeta Elías, que, ante la afrenta y desprecio del pueblo, profetizó que la tierra sería azotada por una sequía. Así, todos verían Quién era en realidad el Único y Verdadero SEÑOR.

“Entonces Elías tisbita, que era de los moradores de Galaad, dijo a Acab: Vive el SEÑOR Dios de Israel, en cuya presencia estoy, que no habrá lluvia ni rocío en estos años, sino por mi palabra” (1 Reyes 17:1).

Lea también: La semana de la oración continua

La oración del justo

El valor del profeta Elías es incontestable. Muchos cristianos pueden considerar que él tenía algo especial, por esa razón lograba realizar hechos prodigiosos. Pero Santiago, en su carta, revela una característica del profeta y lo que realmente lo llevaba a hacer la diferencia.

“La oración eficaz del justo puede mucho. Elías era hombre sujeto a pasiones semejantes a las nuestras, y oró fervientemente para que no lloviese, y no llovió sobre la tierra por tres años y seis meses” (Santiago 5:17).

El obispo Edir Macedo aclara que ser justo significa que tal persona fue “justificada por la fe”.

“Aun viviendo en un mundo repleto de incredulidad y pasiones mundanas, como nosotros vivimos, Elías se diferenciaba por su fe pura y por la obediencia a la Palabra de Dios. Él creía que la oración podía cambiar las circunstancias e incluso el propio curso de la naturaleza. Por eso, aun sujeto a las debilidades, como cualquier uno de nosotros, el Señor lo atendió”, explicó el obispo.

Por esa razón, el secreto para obtener las respuestas de las oraciones es creer y no dudar.

“Una oración infundida de fe trae a la existencia lo que no existe. Independientemente del problema o del grado de dificultad que la persona enfrente, Dios siempre está listo para actuar y atender la oración del justo, cuando es realizada en el Espíritu de la fe”, concluyó.

Siete días de oración continua

Sabiendo del poder que hay en la oración, del día 5 al 12 de mayo, se llevará a cabo en el Centro de Ayuda Universal el propósito especial de los Siete días de la oración continua. Si usted necesita una respuesta, ¡participe! Busque el Centro de Ayuda más cercano a su domicilio. Encuentre aquí la lista de direcciones

comentarios

[fbcomments url="https://universal.org.mx/2019/05/10/que-tiene-encomun-con-elias/" width="100%" count="off" num="3" countmsg="wonderful comments!"]

Free WordPress Themes, Free Android Games