Cáncer de páncreas: difícil detectarlo en etapas tempranas

Cáncer de páncreas: difícil detectarlo en etapas tempranas

Por Social Media

En México, el cáncer de páncreas ocupa el quinto lugar de enfermedades que padecen los hombres y el séptimo en mujeres.

Lo lamentable de las estadísticas es que, en ambos casos, fallecen casi el mismo número de personas diagnosticadas, esto de acuerdo a datos emitidos por el Instituto Nacional de Cancerología (INCAN).

“En un alto porcentaje, los pacientes son diagnosticados en etapas avanzadas, cuando el cáncer no es operable y, generalmente, cuando ya hizo metástasis con pocas posibilidades de tratamiento”, mencionó Germán Calderillo, jefe de Oncología médica del INCAN.

El especialista también dio a conocer que este tipo de cáncer es de difícil detección en etapas tempranas.

Sin embargo, si se logra llevar a cabo el diagnóstico se puede controlar o extirpar completamente por medio de una cirugía.

Según la Organización Mundial de la Salud, en México, anualmente se registran 190 mil nuevos casos de cáncer y hay alrededor de 80 mil defunciones por esta enfermedad.

Ante esta lamentable situación, la OMS advierte que el cáncer puede prevenirse, detectarse de manera temprana y curarse si se actúa de manera pronta, por lo que debe prevalecer la actitud y la conciencia tanto de médicos como de pacientes para hacer frente a la enfermedad.

«El médico me dijo: busque donde será sepultada, solo tiene tres meses de vida»

«Prácticamente estaba muerta en vida, pensé que sanar de esta enfermedad era imposible»

“Me sentía débil, sin fuerzas y de un momento a otro, sentí un dolor muy fuerte a la altura de la boca del estómago. Recibí diversos tratamientos, pero el malestar aumentaba, entonces los médicos decidieron realizarme estudios exhaustivos los cuales arrojaron como resultado: cáncer de páncreas.

El tumor que me detectaron pesaba ya dos kilos, a partir de ese momento iniciaron diversos procesos quirúrgicos.

Al realizar una biopsia, los médicos me dijeron que ya no podían hacer más por mí porque había un daño serio en mi organismo y solo me daban tres meses de vida.

Bajé muchísimo de peso y lo más fuerte era ver que al peinarme quedaban grandes cantidades de cabello en el cepillo, me quedé sin cejas, sin pestañas, estuve con sonda, incluso hubo un momento en el que por ella salían pedazos de mi hígado.

Prácticamente estaba muerta en vida, pensé que sanar de esta enfermedad era imposible. Sin embargo, mi historia dio un giro inesperado cuando me encontré con este Dios Vivo, el mismo doctor me dijo que su mamá había sanado de la misma enfermedad al venir a la Universal, entonces acudí también.

Por medio de las reuniones de sanidad que dan en la Universal, mi fe se activó y la transformación comenzó a ocurrir.

Cada martes estaba puntual para recibir la bendición de Dios, hacía todo lo que me aconsejaban, practiqué los mandatos bíblicos, confié plenamente en el poder del Señor Jesús y notaba la mejoría poco a poco, hasta que me practicaron más estudios y el resultado fue insólito: de tener tres meses de vida, ahora ya no había ni huella del cáncer.

Para quienes usan la fe, no hay enfermedad que sea más grande que el poder de Dios”, Adela Arcos.

Quizá te interese: Las superbacterias podrán matar a más de 10 millones de personas en 2050

Ofrenda Online

Y las puertas del infierno no prevalecerán…

comentarios

[fbcomments url="https://universal.org.mx/2019/05/07/cancer-de-pancreas-dificil-detectarlo-en-etapas-tempranas/" width="100%" count="off" num="3" countmsg="wonderful comments!"]

Free WordPress Themes, Free Android Games