El poder de la palabra, de Su Palabra

El poder de la palabra, de Su Palabra

Por Departamento Web

Para ganarte la confianza de tus empleados, jefe, clientes, pareja, hijos, amigos y demás, necesitarás cumplir lo que prometes. Hoy en día, en un mundo donde los hábitos y las personas cambian, el compromiso que demuestras con tus palabras refleja quién realmente eres. Al final de cuentas, nadie querrá cerca a alguien que se la vive echándose para atrás en lo que dijo.

“La palabra tiene tanto poder que es capaz de destruir y también de construir. En todo momento, nos enfrentamos a la opción de usar nuestras palabras con sabiduría o con indiferencia. En general, lamentablemente, nuestra cultura actual incentiva a la gente a no poner la debida atención a las palabras que se dicen”, explica J. Edington, especialista en temas financieros.

De acuerdo con Edington, existen varias formas para evitar caer en la jugarreta de prometer y no cumplir:

  • Piensa muy bien antes de comprometerte a algo.
  • No te retractes.
  • No digas lo que las personas quieren oír solo para complacerlas.
  • Sé verdadero.
  • Es mejor que no prometas si no vas a cumplir.
  • Es válido decir no.
  • Esfuérzate en convertirte en una persona confiable.
  • No olvides que la gente confía en quien mantiene su palabra. Las Sagradas Escrituras, por ejemplo, nos demuestran que esta es una característica de Dios: “Y me dijo el Señor: Bien has visto, porque yo velo sobre mi palabra para cumplirla” (Jeremías 1:12). Es decir, Él no le queda debiendo nada a nadie.

Por esta razón, conociendo Su fidelidad, en la Nación de los Vencedores se está obsequiando una Biblia para quienes desean hacer un pacto con la Palabra y, por medio de la fe, tener acceso a una calidad de vida distinta en todos los aspectos. Así como miles de personas, acude también y recibe la tuya.

¡En su vida, las Promesas de Dios no fallaron!

“Nuestra economía estaba mal, pues mi esposo era el único que trabajaba y no alcazaba para cubrir todas las necesidades, ni un lugar propio para vivir teníamos. Tras aprender a poner en práctica la Palabra de Dios, fuimos prosperando hasta poder establecer nuestro negocio y, de esta forma, tener una casa propia y el auto que siempre quise”, Nancy Rodríguez.

“Me asocié en una empresa de construcción que quebró y nos endeudamos con más de 5 millones de pesos. Estuve meses sin trabajar, el dinero faltó y los problemas en mi familia surgieron. Pusimos nuestra fe en las Promesas de Dios y Él nos dio los recursos para pagar la deuda y, poco a poco, restablecer la empresa. También conquistamos una casa y estamos con proyectos en puerta”, Domingo Arce.

Nación de los Vencedores
Lunes en la Av. Revolución 253, Tacubaya 
7am, 10am, 12pm, 4pm, 6pm y 7:30pm.
Para la dirección de otros Centros de Ayuda Universal haga clic aquí.

comentarios

[fbcomments url="https://universal.org.mx/2019/03/18/el-poder-de-la-palabra-de-su-palabra/" width="100%" count="off" num="3" countmsg="wonderful comments!"]

Free WordPress Themes, Free Android Games