El Día del “¡Nunca más!”

El Día del “¡Nunca más!”

Por Departamento Web

¿Cuánto tiempo más estarás bajo el yugo del sufrimiento?

Te despiertas y, una vez más, tienes que lidiar con esas angustias que arrastras desde hace años; con esa enfermedad que, aun con tratamientos, no desaparece; con la miseria que parece no tener fin o con esa maldición que no te deja ser feliz en el amor… Es esa dificultad que quizá por momentos desaparece, pero siempre vuelve. ¿Por qué la vida se ensaña contigo?

La Biblia cuenta que, en una ocasión, el pueblo de Israel se encontraba reunido para pedirle perdón a Dios por sus pecados. Al enterarse, los filisteos decidieron atacar. Los israelitas tenían miedo y le pidieron a Samuel que orara por ellos para ser liberados de esa lucha. El Señor escuchó a Samuel y envió fuertes truenos, los filisteos se atemorizaron y se fueron.

“Tomó luego Samuel una piedra y la puso entre Mizpa y Sen, y le puso por nombre Eben-ezer, diciendo: Hasta aquí nos ayudó el Señor. Así fueron sometidos los filisteos, y no volvieron más a entrar en el territorio de Israel…” (1 Samuel 7:12-13).

El Dios que defendió a Israel es el mismo que te ayudará, pero solo cuando te indignes, cuando realmente te canses de sufrir, te atrevas a buscarlo y uses la fe. Esas dificultades están porque lo has permitido, pero la indignación puede hacer la diferencia; las dificultades no existen para someterte al sufrimiento sino para sacar lo mejor de ti.

“Dios ha permitido la acción de los enemigos de la justicia para que Sus hijos se indignen, luchen y prevalezcan contra ellos. Eso despertará la fe de los sinceros. Los hará ver que hay un Dios Vivo y Todopoderoso listo para librarlos”, enfatizó el obispo Edir Macedo.

Este próximo 17 de marzo se estará llevando a cabo, en todos los Centros de Ayuda del país, el Día del “¡Nunca Más!”, será una reunión única donde los siervos de Dios estarán orando a tu favor para que, por tu fe, esos problemas que has arrastrado por años, no vuelvan a quitarte la paz y la felicidad. Dios está dispuesto a librarte, ¿tú estás dispuesto a buscarlo?

“Cansada de sus infidelidades, tomé un cuchillo y me dispuse a matarlo”

“Los problemas fuertes en mi matrimonio comenzaron con la infidelidad de mi esposo, me engañó con una amiga. Peleaba con él y nos insultamos muy feo. Como seguido llegaba tarde, lo corrí de la casa.

Sentí que había perdido mi valor como mujer, mi autoestima se fue al piso y estaba triste. No pasó mucho tiempo cuando decidí perdonarlo y volvió a casa. Creí que iba a cambiar por sus hijos, pero nuevamente me fue infiel, la situación se volvió más tensa.

Estaba cansada, harta de que no me respetara como su esposa. Una vez, mientras él dormía, tomé un cuchillo había decidido a matarlo, matar a mis hijos y luego terminar con mi vida. Ya no estaba dispuesta a seguir bajo esa humillación.

Conocí la Universal y ahí aprendí que para Dios no hay problema sin solución, entonces me indigné y dije: ‘el Señor va a transformar a mi esposo y nunca más me será infiel’. Hice un voto con Dios, puse en practica mi fe y no descansé hasta que el Señor me respondió.

Pasaron seis meses en los que, aparentemente, nada pasaba; sin embargo, pasando ese tiempo mi esposo me pidió perdón y la oportunidad para recuperar nuestra relación. ¡Sabía que era la respuesta de Dios! A partir de ese momento, nunca más me ha sido infiel ni hay insultos entre nosotros. Nuestro matrimonio es bendecido, gracias a la ayuda de Dios”, Elvira Martínez.

comentarios

[fbcomments url="https://universal.org.mx/2019/03/11/el-dia-del-nunca-mas-2/" width="100%" count="off" num="3" countmsg="wonderful comments!"]

Free WordPress Themes, Free Android Games