Depresión: la enfermedad del siglo XXI

Depresión: la enfermedad del siglo XXI

Por Departamento Web

Sus clientes favoritos son los actores, comediantes o figuras públicas que se dedican a divertir o entretener al público, pero afecta a todos en general, muchos la llaman la enfermedad del siglo XXI.

De acuerdo al portal Medline Plus, “la depresión es una enfermedad clínica severa que va más allá de ‘sentirse triste’ por unos días y puede comenzar a cualquier edad”. Sin imaginarlo, muchos caminan a pasos agigantados hacia la muerte, creen que la única salida para terminar con ese vacío interno es el suicidio.

“Dudo que haya medicina que cure la depresión, así como también dudo que alguien practicante de la fe en la Palabra de Dios sea depresivo. […] La depresión es un problema estrictamente espiritual. […] El depresivo no ve que la depresión es un problema del alma. Y cuanto más agudo es el nivel, mayor es el grito del alma en búsqueda de ayuda”, explica el obispo Macedo.

Pensando en esto, en la Universal se está repartiendo el Punto de Luz, muchos testimonios afirman que se sintieron bien y notaron un cambio después de usarlo con fe.

Estimado lector, cuando no te queda nadie más a quien recurrir, Dios entra para darte la mano que necesitas. Acércate a Él. Si ya intentaste todo sin ver resultados, ¿por qué no darle la oportunidad a quien puede ayudarte?

No te rindas. Te esperamos los viernes en todos los Centros de Ayuda Universal. La entrada es gratuita.

“Un trabajo de brujería puso en peligro mi vida”

“Vivía tranquila y feliz, pero después de que me hicieron un trabajo de brujería me enfermé. Me dio pancreatitis y diversos padecimientos que me postraron en cama. Visité brujos para contrarrestar el mal, me hicieron rituales, limpias, trabajos fuertes con la falsa idea de curar mis enfermedades.

En cada sesión, tenía que pagar fuertes cantidades de dinero. En un principio sentí un alivio; sin embargo, al pasar el tiempo, las cosas empeoraban, incluso pasé por diversas cirugías. Al ver que no había avance, acudí a la lectura de cartas; tampoco obtuve solución, al contrario, comenzó un tormento espiritual fuerte.

Me dio el Síndrome de Ménière, aquí la situación se volvió de complicada a grave, pues en un lapso de seis meses no pude salir de casa. No pude trabajar, atender a mi hija y a mi esposo, era una muerta en vida. Me enteré de las reuniones que se hacen en la Universal los días viernes, y acudí porque con urgencia necesitaba terminar este infierno. Le abrí mi corazón a Dios y, durante la reunión, dejé que Su Espíritu entrara en mí para liberarme de todo eso, esa fue mi fe.

No tuve miedo. Gracias a estas reuniones y a mi confianza puesta en este Dios vivo, me liberé del tormento espiritual, además de las enfermedades. Estoy feliz, sana, con una familia unida y no tuve que pagar absolutamente nada.

Esta maravillosa transformación que tengo se la debo a Dios. Lo que Él hizo por mí, puede hacerlo por los que se atrevan a creer”, Sonia Flores.

Esta reunión se realiza viernes a las 7:30am, 10am, 12pm, 4pm y especialmente a las 7:30 p. m. Además del Santuario de la Fe (ubicado en Av. Revolución, núm. 253, Col. Tacubaya), también puede participar en el Centro de Ayuda Universal más cercano a su domicilio.

*La asistencia espiritual no sustituye los cuidados médicos. Será el tipo de trastorno, su origen y el modo de ser de la persona los que configurarán la manera de orientar, en cada caso.

comentarios

[fbcomments url="https://universal.org.mx/2019/03/01/depresion-la-enfermedad-del-siglo-xxi/" width="100%" count="off" num="3" countmsg="wonderful comments!"]

Free WordPress Themes, Free Android Games