No hay límites cuando se tiene una fe desafiante

No hay límites cuando se tiene una fe desafiante

Por Redacción Periódico

La Biblia relata que era acosada por los acreedores de su esposo ya fallecido. Solo poseía una vasija de aceite y, al no tener para pagar, los hombres la amenazaron con llevarse a sus hijos a trabajar en sus tierras. No obstante, la mujer buscó al profeta Eliseo quien le dijo que juntara todas las vasijas de sus vecinos, se encerrara con sus hijos y echara el aceite en ellas.

La mujer obedeció al profeta y llenó todas las vasijas que había conseguido. (Lee 2 Reyes, capítulo 4, para mayor referencia). Después de haber seguido la dirección de Eliseo, fue nuevamente con él y este le dijo: “[…] Ve y vende el aceite, y paga a tus acreedores; y tú y tus hijos vivid de lo que quede” (2 Reyes 4:7).

La viuda estaba en un punto límite, desesperada sin saber cómo resolver el problema. Sin embargo, una cosa tenía clara: el profeta de Dios podría ayudarle a solucionar su dificultad. Su fe estaba en el Señor quien, a través de Eliseo, le daría la dirección correcta. Por otro lado, la mujer jamás cuestionó lo que el profeta le decía, simplemente creyó y obedeció. La viuda mostró una fe sin límites; gracias a esa confianza mostrada en las palabras del profeta de Dios, transformó su realidad —de una viuda endeudada, se convirtió en empresaria.

Ese es el secreto para que Dios haga lo extraordinario: mantener una fe sin límites. “Cuando se manifiesta la fe atrevida, no hay espacio para la timidez o cualquier síntoma de cobardía. Las sensaciones de miedo, inseguridad y debilidad son neutralizadas simplemente por esa confianza. La fe sin límites ignora los recursos humanos y vuelve posible cualquier imposible”, explicó el obispo Edir Macedo.

Quizá, te encuentras al límite del sufrimiento, ya no soportas más la angustia y no sabes qué hacer. Este domingo 17 de febrero estaremos llevando a cabo una reunión muy especial en donde, por la fe, pediremos que el Señor te dé la dirección para resolver lo que te aflige.

Así como sucedió con la viuda, tú también puedes transformar tu sufrimiento en éxito, solo es cuestión de que te atrevas a creer.

“Llegué al límite del sufrimiento y quise quitarme la vida”

“Tenía el sueño de formar un hogar lindo. Sin embargo, este sueño se frustró porque no tuvimos la dirección correcta. El carácter de mi marido cambió, se volvió alcohólico y violento conmigo. De una discusión de palabras, pasamos a los golpes. No solo sufría con sus agresiones físicas, también me maltrataba psicológicamente.

Me esforzaba por ser la mejor esposa, pero nada de lo que hacía era suficiente, siempre tenía un reproche qué hacerme. No le agradaba la ropa que me ponía y ni la comida que guisaba, él me decía: ‘eres una basura’. En mi cabeza continuamente estaba la idea de que no servía como mujer, como esposa, como madre…

Era tanta mi tristeza que nació en mí el deseo de morir, pues con ese infierno no le encontré gusto a la vida. A pesar de que mi esposo tenía buen sueldo, carecíamos porque él despilfarraba el dinero en sus vicios, limpias y lecturas de cartas. Al ver nuestro sufrimiento, mi suegro nos invitó a la Universal, aquí aprendí a usar mi fe y no tuve duda de la dirección que daban durante las reuniones. Mi marido también participó y, en los dos, el Señor realizó su labor de transformación.

Ahora podemos ver el resultado de mantener la fe en Él y obedecer a sus profetas, pues mi esposo dejó el vicio; su carácter es otro, él es amoroso, me cuida y me respeta. Incluso nos casamos en el altar de Dios. También, económicamente tenemos resultados, establecimos nuestro negocio, esto nos permitió comprar una casa y dos terrenos.

No tuvimos límites en nuestra fe y Dios no ha tenido límites al bendecirnos”, Daniela Morales.

Sigue leyendo: La fe que supera límites

comentarios

[fbcomments url="https://universal.org.mx/2019/02/12/no-hay-limites-cuando-se-tiene-una-fe-desafiante/" width="100%" count="off" num="3" countmsg="wonderful comments!"]

Free WordPress Themes, Free Android Games