Quien ama… ¿traiciona?

Quien ama… ¿traiciona?

Por Redacción Periódico

Amo a mi pareja, pero terminé traicionándola con alguien más” es lo que la mayoría de las personas expresa tras cometer un acto de infidelidad. Algunos notan incongruencia en esta frase, pues al final de cuentas ¿cómo alguien puede traicionar a quien ama? Otros tantos, incluso dicen que si realmente amas a tu cónyuge, no tienes por qué sentir atracción por otras personas.

“Muchos maridos y esposas caen en ese mito. En el mundo de la fantasía este mito es verdad. En el mundo real, la cosa es diferente. El ser humano es imperfecto. La carne es débil. Los ojos ven y codician. La imaginación va lejos. El corazón pide”, explican Renato y Cristiane Cardoso, expertos en temas amorosos.

El matrimonio Cardoso también afirma que el bombardeo social y cultural, el sexo indiscriminado, la mujer objeto, la imagen del hombre seductor, la pornografía y buenas dosis de falta de atención en el matrimonio han promovido incesantemente la infidelidad.

“Marido o esposa, ustedes son seres humanos, imperfectos, inclinados al error, tentados por lo prohibido y, dadas las circunstancias apropiadas, propensos a traicionar a su cónyuge. Y en el momento crucial, cuando estén envuelto por sus sentimientos y por la adrenalina, su ‘amor’ no le impedirá la traición. Quizá se pregunten, ‘¿entonces estamos todos condenados a traicionar?’

Claro que no. Es ahí que ustedes deben aprender qué es lo que el verdadero amor hace en esas situaciones: Quien ama huye del mal y no confía en la propia fuerza”, agregan.

Por lo tanto, si amas a tu pareja, en el momento en que tus ojos se sientan atraídos por otra mujer u hombre, huirás y no te quedarás mirando o buscando ocasiones para caer con él o ella. Creerte lo suficientemente fuerte no sirve de nada.

“Si vas a tener ojos para alguien, que sean para tu cónyuge. Si vas a tener una aventura de amor, que sea con tu marido o esposa. Fortalezcan la relación entre ustedes. Vuélvanse uno hacia el otro. Amar es hacer lo correcto. Es huir del mal y no confiar en la propia fuerza. Si su amor practica eso, nunca usarán la palabra ‘traicionar’ en la misma frase”, finalizan los Cardoso.

“A través de la Terapia del Amor, Dios me dio vida”

“Antes de participar en la Terapia del Amor, me sentía sola, triste, depresiva y con ganas de no querer vivir más. Me sentía muerta en vida, hacía las cosas mecánicamente, pero nada me daba ninguna satisfacción. Varios factores influyeron para que me sintiera así, como la separación de mis padres, aunque nunca hubo golpes entre ellos, escucharlos insultarse me marcó mucho.

Me aislaba de la gente, ya que pensaba que alguien me podía lastimar. Cada vez más, los deseos de morir aumentaban, solo que no me atrevía a quitarme la vida, incluso llegué a pedirle a Dios que no me dejara vivir, ¡no me sentía feliz! El odio, rencor, dolor llenaba mi alma. En ese lapso, escuché que eso podía acabar si buscaba al Espíritu del Amor.

Fui a la Universal y a la Terapia del Amor, donde aprendí más de Él, así como también a amarme a mí misma y, sobre todo, a perdonarme y perdonar a los demás. A partir de ese momento, supe lo que es ser verdaderamente feliz. La Terapia del Amor es parte de mi, puesto que a través de ella, Dios me dio vida”, Griselda Flores.

– – – – –

Terapia del Amor, exclusivamente en Av. Revolución 253, Col. Tacubaya especialmente 7:30 pm. Otros horarios 7:30 am, 10 am o 4 pm.

Quizá te interese: 10 razones para participar en la Terapia del Amor

comentarios

[fbcomments url="https://universal.org.mx/2019/01/03/quien-ama-traiciona/" width="100%" count="off" num="3" countmsg="wonderful comments!"]

Free WordPress Themes, Free Android Games