El acceso a la pornografía es cada vez más fácil y “normal”

El acceso a la pornografía es cada vez más fácil y “normal”

Por Departamento Web

Cuando se habla de pornografía, parece que muchos hombres están siempre asociados a ella, ya sea viéndola, haciendo algún tipo de broma o comentario en relación al tema. Si le pregunta a alguien si ya recibió imágenes pornográficas en el WhatsApp y si las compartió, las respuestas le podrán sorprender. Muchos podrán decir que ya recibieron y no que ven nada malo en reenviarlas o incluso comentarlas.

Facilidad
La verdad es que en los últimos años la búsqueda masculina de sitios pornográficos ha crecido intensamente. En 2017, un análisis de Amazon señaló que el portal que funciona como un YouTube de la pornografía tenía 10 millones de videos disponibles en su plataforma y recibía 75 millones de visitantes diariamente. Si, en el 2008, solo 1% de los usuarios tenía acceso al sitio a través del celular, en el año pasado el porcentaje ya había subido al 75%. Aún si consideramos que solo una cuarta parte de las personas ve pornografía por medio de la computadora, ya se puede entender que se volvió muy fácil tener acceso a ese tipo de contenido.

Adicción
Pero, de acuerdo con especialistas de la Universidad de Cambridge, en Inglaterra, esta práctica puede ser más dañina de lo que se imagina, una vez que esta se convierte en una adicción semejante al alcoholismo. Con el alcohol, cuanto más el adicto bebe, más quiere, sin reconocer el límite. Con la pornografía, cuanto más el hombre ve, más quiere ver, sin lograr liberarse de ese mal hábito.

Bote de hielo
Además de ver pornografía, muchos hombres terminan practicando la masturbación. Tienen la falsa idea de que la combinación de las dos acciones puede ayudarlos en sus matrimonios y mejorarlos en el momento exacto, pues solo se trataría de una prueba antes de que estén con la esposa. Pero están equivocados. Aunque muchos no lo sepan, el efecto ha sido otro y, cuando llega el momento, el hombre no desempeña su papel como debería. En vez de avivar la relación, la pornografía y la masturbación son un verdadero bote de hielo.
Para entender el motivo de eso, el escritor y conferencista Renato Cardoso hace una analogía entre el sexo y la comida: “El sexo es un apetito humano. Vamos a suponer que usted decide ir al mejor restaurante. Si usted es como yo, consumirá ligeramente las comidas anteriores. Disfrutará más aquella comida si llega allá con hambre y no estropea su apetito con chatarra”, aclara.

Guárdese
El conferencista además nos invita a pensar lo siguiente: “considere que el restaurante es su cuarto, la mesa es su cama, la comida es el placer sexual con su esposa y la comida chatarra es la pornografía. ¿Qué le ayudarán a ustedes a disfrutar al máximo aquellos momentos? Guardar el apetito sexual de ustedes para aquella ocasión especial y no echarlo a perder con pornografía ni masturbación”, responde.

Perdiendo espacio
Después de toda esa explicación, muchos hombres aún pueden querer defender la pornografía, diciendo que esta forma parte de la “cultura masculina” y que están habituados a entrar al internet para ver películas o videos con ese contenido. Lo que aún no entendieron es que esa “cultura” es uno de los motivos que están devaluando al hombre y haciéndole perder incluso espacio.

Aún hay tiempo
Además de eso, es una falta de respeto total para su esposa. ¿Usted se sentiría bien si ella ve pornografía para después estar con usted con la justificación de que su performance mejoraría? Creo que no. Por eso, antes de ver, pensar en compartir o incluso comentar las imágenes pornográficas, cambie de una vez su postura en relación a algo que no le da provecho alguno. Saque eso de su vida. Aún hay tiempo.

  • Domingo 24 de Enero

Ofrenda Online

¿Hay felicidad en el matrimonio sin un acuerdo de la pareja?


comentarios

[fbcomments url="https://universal.org.mx/2018/08/05/el-acceso-a-la-pornografia-es-cada-vez-mas-facil-y-normal/" width="100%" count="off" num="3" countmsg="wonderful comments!"]

Free WordPress Themes, Free Android Games