¿Cómo curarse de la malicia?

¿Cómo curarse de la malicia?

Por Departamento Web

“No hay medicina para tu quebradura; tu herida es incurable; todos los que oigan tu fama batirán las manos sobre ti, porque ¿sobre quién no pasó continuamente tu maldad?” (Nahúm 3:19).

Realmente, para los orgullosos y farsantes no hay cura para la malicia. Sin embargo, para los que tienen un deseo profundo de ser diferente, esa cura es real y alcanzable.

La malicia ha sido un verdadero cáncer espiritual para muchos de los que un día vivieron el Primer Amor, y no veían maldad en absolutamente nada. Esa plaga, llamada malicia, es discreta y no llega de una sola vez, esta va penetrando poco a poco y, día tras día, se convierte en la dueña absoluta de la visión de los que la nutren en su interior.

Amistades, palabras, malos testimonios, influencias de noticias falsas, noticias y videos en internet, malos pensamientos. Todo esto son verdaderas puertas de entrada para la malicia que, una vez instalada, empieza a traer nuevos cuestionamientos hasta que llega un momento en el que usted ya no tiene ningún temor, respeto o consideración por las personas que fueron usadas para ayudarle, curarlo y liberarlo. Todo eso ya no tiene ninguna importancia, ante los pensamientos y suposiciones que habitan en su mente.

“Tu maldad te castigará, y tus rebeldías te condenarán; sabe, pues, y ve cuán malo y amargo es el haber dejado tú al SEÑOR tu Dios, y faltar Mi temor en ti, dice el Señor, DIOS de los ejércitos” (Jeremías 2:19).

Sin duda alguna, la malicia transforma la vida de los que la tienen dentro de sí. Este sentimiento es totalmente maligno. El diablo es su dueño y responsable de sembrarlo en el interior de las personas. Una vez que él mismo fue poseído por esta y vio al propio Dios con malos ojos. Por eso, siempre habrá colaboradores para ese trabajo satánico.

Si usted ha sido víctima de ese cáncer espiritual, ¡reaccione ahora! No espere, no lo deje para mañana, sométase al tratamiento Divino de cura, ahora mismo.

Siga la receta al pie de la letra:
“[…] si se humillare Mi pueblo, sobre el cual Mi Nombre es invocado, y oraren, y buscaren Mi Rostro, y se convirtieren de sus malos caminos; entonces Yo oiré desde los cielos, y perdonaré sus pecados, y sanaré su tierra” (2 Crónicas 7:14).

Humillarse quiere decir exponerse, pedirles perdón a las personas a las que veía con malos ojos, todo esto junto con oración de reconocimiento del error y de la búsqueda sincera de la presencia del Altísimo.

Convertirse significa dejar de cometer el error, y eso puede implicar romper amistades, bloquear personas en las redes sociales, borrar videos y dejar de seguir a sus creadores, comprometerse con el Altísimo de no volver a nutrir la malicia. Huir de todo lo que le puede contaminar otra vez.

Después de seguir estos pasos, vendrá la cura tan esperada, ¡usted será sanado! Curado de la malicia, dejará de mirar y señalar los errores ajenos y tendrá los suyos perdonados.

¿Esto no es magnífico?

Actuando así, ¡usted tendrá un corazón puro como el de un niño de nuevo!

Ofrenda Online

Santo Culto: Que no le falte lo más importante

Platicar con un Pastor

[3cx-clicktotalk 404 "Not Found"]

comentarios

[fbcomments url="https://universal.org.mx/2018/08/04/como-curarse-de-la-malicia/" width="100%" count="off" num="3" countmsg="wonderful comments!"]

Free WordPress Themes, Free Android Games