¿Por qué es necesario temerle a Dios?

¿Por qué es necesario temerle a Dios?

Por Departamento Web

Muchas personas asocian la palabra temor con miedo. Cuando se trata de la fe, esta no tiene nada que ver con el miedo. Tiene que ver, en realidad, con el respeto. Sin temer a Dios es imposible mantener la Salvación. Entienda por qué.

La lucha entre la carne y el espíritu es una realidad en la vida de todos los cristianos, pero aquel que vence es el que está con la fe afirmada en la ley del espíritu y no en la ley de los hombres. Es decir, todos lo que tienen conocimientos bíblicos saben qué está bien o mal según la voluntad de Dios. Pero saber no es suficiente. Es necesario más que eso.

Cuando Jesús dejó sus enseñanzas fue claro al decir: “Porque la ley del Espíritu de vida en Cristo Jesús me ha librado de la ley del pecado y de la muerte. Porque lo que era imposible para la ley, por cuanto era débil por la carne, Dios, enviando a su Hijo en semejanza de carne de pecado y a causa del pecado, condenó al pecado en la carne; para que la justicia de la ley se cumpliese en nosotros, que no andamos conforme a la carne, sino conforme al Espíritu” (Romanos 8:2-4).

Y ahí es donde entra la importancia del temor. El obispo Edir Macedo explica en su blog que quien teme, ama y respeta. “Solamente el Temor al Santísimo Dios Altísimo es capaz de frenar los impulsos del pecado. El Espíritu de Dios ha capacitado a sus verdaderos hijos a tener una conducta íntegra, recta y temerosa, al punto de que ellos huyan del pecado.”

El error

Muchas personas se acomodan y, por mucho tiempo de Obra que tengan, terminan dejando que la fe se enfríe. De esa forma, disminuyen, también, el temor. “En la falta de temor, aún llena de fe y conocimientos bíblicos, la persona no logrará mantenerse íntegra ante la facilidad de corromperse. Es decir, no resistirá los placeres ilícitos y no mantendrá su corazón limpio ante las injusticias, traiciones y calumnias”, señala el Obispo.

Este es el motivo por el cual se observa a muchos obreros entregando el uniforme, miembros cambiando de denominación e incluso pastores y obispos dejando el Altar. Porque, sin respeto, no hay forma de permanecer. Las fuerzas son necesarias para cumplir la Palabra de Dios.

¿Cómo actuar?

¿Qué hacer para adquirir ese temor? La respuesta es simple, pero exige fuerza de voluntad, porque es necesario buscar a Dios diariamente, ya sea por medio de oraciones, ayunos, propósitos o reuniones en la Iglesia. Dios debe estar siempre en primer lugar en todas las áreas de la vida.

¿Cómo saber si tengo temor?

¿Usted consagra su día en la mañana a Él? ¿Ora por los alimentos, bendice a sus familiares, huye del pecado, sabe decirle no a las personas y situaciones del mundo, no habla mal de las personas, evita chismes y busca saber la opinión de Dios para todo?

Si la respuesta para alguna de esas preguntas fue “no”, tal vez es el momento de examinar cómo está su temor. Esos son solo algunos ejemplos que muestran actitudes que deben tomarse con temor en el día a día y, por eso, es importante pensar como Dios pensaría y, así, siempre que usted necesite tomar una decisión sabrá si a Él le agradará o no su elección.

“En la falta de temor o respeto a la Santidad del Señor, los deseos carnales crecen en la mente vulnerable y luego se transforman en actos pecaminosos. Quien teme al Señor, teme Su Palabra, y quien le teme a la Palabra, le teme al Señor de la Palabra”, concluye el obispo Edir Macedo.

Solamente ese respeto por el Altísimo hará que las tentaciones, pruebas, sean vencidas y se alcance la corona de la vida. “Sé fiel hasta la muerte, y yo te daré la corona de la vida. El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias. El que venciere, no sufrirá daño de la segunda muerte” (Apocalipsis 2:10-11).

El temor es una de las mayores demostraciones de amor y entrega que el ser humano le tiene a Dios. Por medio del temor, el cristiano se convierte en el verdadero hijo, que sabe valorar de verdad Su entrega y Su misericordia en su vida.

Entonces, si hasta ahora usted creía que “tener temor” era lo mismo que “tener miedo de ir al infierno”, ¿qué tal transformar ese significado en “respetar a Dios”? Así, usted tendrá una posición firme en la fe y seguirá evitando el pecado, no solo para no ser condenado al infierno, sino, principalmente, para no entristecer a Aquel que cree en usted.

Ofrenda Online

Santo Culto: Que no le falte lo más importante

Platicar con un Pastor

[3cx-clicktotalk 404 "Not Found"]

comentarios

[fbcomments url="https://universal.org.mx/2018/07/31/por-que-es-necesario-temerle-a-dios/" width="100%" count="off" num="3" countmsg="wonderful comments!"]

Free WordPress Themes, Free Android Games