Él lo prometió y cumplirá

Él lo prometió y cumplirá

Por Social Media

¿Cuánto tiempo llevas esperando algo de Dios? Pasan los días, semanas y meses, pero no sucede nada. Hay quienes ven que el tiempo avanza, sin embargo, tienen la expectativa de que no pasa ni pasará nada.

Hay momentos en los que, al esperar en este proceso, uno quiere detenerse y abandonar la fe y la confianza depositadas en Dios. Esto es una reacción natural, somos humanos, nadie es de hierro. No obstante, existe una razón por la cual no debemos rendirnos: las mayores bendiciones que Jesús realizó fue cuando las personas menos se lo esperaban.

En la Biblia se refleja esto, un claro ejemplo es la resurrección de Lázaro. A pesar de que él llevaba muerto durante días y ya apestaba, ¡Jesús lo resucitó!

¿Sabe por qué no has recibido la bendición hasta hoy? Porque quizá estás viendo con ojos humanos y no con los de la fe. A veces, Dios espera hasta el último momento porque entre mayor sea el problema, más grande será la gloria de su poder. La clave para ver la acción del poder de Dios es confiar y prepararse para recibir lo que Dios prometió.

 

 

El sufrimiento fue borrado de sus vidas

 

Clementina

Después de que mi madre murió, empecé a padecer las enfermedades que ella tuvo: depresión, insomnio, esquizofrenia, ansiedad y cáncer en la matriz. Esto provocó que perdiera el trabajo y descuidara a mi familia.

Me involucré con la brujería para resolver mis problemas, pero comencé a enloquecer. Aunque me recetaron pastillas y los médicos me decían qué hacer, no quise. Había visto a mi madre morir de todo eso, sabía que conmigo sería igual.

Empecé a participar en la Universal, pero no creía que ahí me podrían ayudar y a pesar de eso, no dejé de ir. Un día, determiné que Dios me sanaría sin necesidad de una pastilla. Dios respondió: me sanó, transformó a mi familia y conseguí trabajo. Ahora tengo una vida normal”.

 

 

«Aunque no lo hacía con mis amigas en fiestas, agarré la costumbre de emborracharme en mi casa. Sentía la necesidad de hacerlo, a toda costa, quería llenar el vacío que tenía.

Puedo decir que le llegué a perder el sentido a la vida. La depresión me llevó a no bañarme ni comer durante días, incluso, veía sombras anormales y escuchaba voces extrañas que me incitaban a suicidarme. 

Conocí la Universal por medio del programa de televisión. Desde el primer día que vine, volvió la paz a mi y me sentí amada, ¡Dios llenó ese vacío conforme seguía viniendo! Ahora soy una mujer feliz junto con mi hijo y puedo decir que salí adelante después de que parecía no haber salida«.

 

 

Tal vez te interese: El águila y la serpiente

Ofrenda Online

Bendición del poseedor del Cielo y de la Tierra

Platicar con un Pastor

[3cx-clicktotalk 404 "Not Found"]

comentarios

[fbcomments url="https://universal.org.mx/2018/07/24/el-lo-prometio-y-cumplira/" width="100%" count="off" num="3" countmsg="wonderful comments!"]

Free WordPress Themes, Free Android Games