La obediencia es el primer paso al éxito

La obediencia es el primer paso al éxito

Por Social Media

“Y habló el Señor a Moisés, diciendo: Toma la vara, y reúne la congregación, tú y Aarón tu hermano, y hablad a la peña a vista de ellos; y ella dará su agua, y les sacarás aguas de la peña, y darás de beber a la congregación y a sus bestias.

Entonces Moisés tomó la vara de delante del Señor, como él le mandó. Y reunieron Moisés y Aarón a la congregación delante de la peña, y les dijo: ¡Oíd ahora, rebeldes! ¿Os hemos de hacer salir aguas de esta peña?

Entonces alzó Moisés su mano y golpeó la peña con su vara dos veces; y salieron muchas aguas, y bebió la congregación, y sus bestias.

Y el Señor dijo a Moisés y a Aarón: Por cuanto no creísteis en mí, para santificarme delante de los hijos de Israel, por tanto, no meteréis esta congregación en la tierra que les he dado” (Números 20:7-12).

El pasaje bíblico anterior nos deja una enseñanza muy importante: la obediencia es el primer paso al éxito. Dios le mando algo muy sencillo a Moisés, esto es que tomara su vara y le hablara a la piedra y de esta saldría agua. Sin embargo, él la golpeó en dos ocasiones, hecho que Dios tomó como desobediencia y falta de confianza en Su Palabra.

Con muchas personas sucede lo mismo, Dios les da consejos que pueden ayudarles a prosperar, sin embargo, intentan un “Plan B” o no hacerlo de la manera que Él lo pidió. Por consiguiente, al momento de cosechar lo resultados, no son los esperados o simplemente no obtienen nada.

Moisés anhelaba entrar en la Tierra Prometida, pero su desobediencia se lo impidió. ¿Tú que anhelas? Pero lo más importante, ¿has seguido los consejos de Dios? ¡Él no se equivoca!

 

 

Tienen lo que siempre soñaron

 

Pris Aragón

Aunque trabajé durante años y tenía buenos empleos, estaba derrotada y en la miseria. No veía el fruto de mi esfuerzo, al contrario, tenía que pedir préstamos en el trabajo que en cuanto cobraba debía regresar.

En el Congreso para el Éxito dijeron que podía salir adelante. Poco a poco, fui cambiando de mentalidad, tan es así que hoy tengo mi negocio propio.

De ser una mujer que todos criticaban y se burlaban, Dios me convirtió en una empresaria respetable”.

 

 

Mónica Segura

Llegué al Centro de Ayuda en la miseria, humillada sin siquiera tener para los pasajes.

Con cada plática que escuchaba en el Congreso para el Éxito, puse a andar mi fe.

Después de no contar con nada, tengo una excelente solvencia económica y un trabajo con un gran puesto que me permite comer donde quiera y gozar de la vida que siempre soñé.

De vivir de renta, hoy poseo un departamento y un terreno, ambos resultados de usar la fe inteligente”.

 

 

Tal vez te interese: Ser pobre, o no, es tu decisión

 

 

 

 

Ofrenda Online

T-Ayudo llevó más de 10 toneladas de alimento a las familias afectadas en Tabasco

Platicar con un Pastor

[3cx-clicktotalk 404 "Not Found"]

comentarios

[fbcomments url="https://universal.org.mx/2018/07/23/la-obediencia-es-el-primer-paso-al-exito/" width="100%" count="off" num="3" countmsg="wonderful comments!"]

Free WordPress Themes, Free Android Games