Fe emotiva: arma sin munición

Fe emotiva: arma sin munición

Por Departamento Web

Sabemos que la fe es la mayor arma que un cristiano tiene contra el diablo y los problemas que este mundo nos presenta. Sin embargo, muchas personas han sido engañadas con la fe emotiva.

¿De qué sirve tener un arma de fuerte calibre, con un potencial destructivo astronómico, si está sin municiones? Cuando la necesitemos en la guerra contra nuestros enemigos, seremos sorprendidos y vencidos.

Así es la fe emotiva, tiene la apariencia de tener alto poder de destrucción contra el diablo, pero en el momento decisivo falla por no tener ninguna munición. ¿Y cuál es esa munición que falta en la fe emotiva?

La obediencia a la Palabra de Dios, el sacrificio exigido por esa obediencia, el hacer la Voluntad de Dios aborreciendo nuestra propia voluntad, en el despertar y en el dormir, en el almuerzo y en la cena, o sea, en el día a día, sea donde sea – en casa, en el trabajo, en la iglesia –, cuando estamos cerca o lejos de los ojos de nuestros líderes espirituales, pastores, obispos, etc.
Nuestro Señor Jesús nos enseñó el secreto de Su éxito, mientras estuvo aquí en la Tierra viviendo en un cuerpo humano. Él dejó el modelo de una fe inteligente y racional cuando dijo:

…Mi comida es hacer la voluntad del que Me envió y llevar a cabo Su obra. Juan 4:34

Primero – “HACER LA VOLUNTAD DEL QUE ME ENVIÓ”
Munición con gran poder de destrucción contra el diablo, la carne y los problemas.
Cosa que quien tiene la fe emotiva no hace.

Segundo – “Y LLEVAR A CABO SU OBRA”
Apretar el gatillo y disparar contra el diablo y las injusticias que se levantan contra nosotros todos los días. Cosa que los que tienen la fe emotiva hacen creyendo que es lo suficiente para agradar a Dios. Puro engaño.

¿… y en Tu Nombre hicimos muchos milagros? Y entonces les declararé: Jamás os conocí; apartaos de Mí, los que practicáis la iniquidad. Mateo 7:22-23

Solo así, con esa arma poderosa llamada fe consciente e inteligente, tendremos éxito no solamente en nuestra vida en este mundo, sino principalmente en el momento en el que más la necesitaremos, o sea, en el momento de la muerte, cuando diremos como el apóstol Pablo:

He peleado la buena batalla, he terminado la carrera, he guardado la fe. En el futuro me está reservada la corona de justicia que el Señor, el Juez justo, me entregará en aquel día… 2 Timoteo 4:7-8

(*) Extraído del blog del Obispo Macedo 

Ofrenda Online

«Desde la infancia sufrí maltrato. Eso me llevó a salirme de mi casa y refugiarme en los vicios»

Platicar con un Pastor

[3cx-clicktotalk 404 "Not Found"]

comentarios

[fbcomments url="https://universal.org.mx/2018/07/17/fe-emotiva-arma-sin-municion/" width="100%" count="off" num="3" countmsg="wonderful comments!"]

Free WordPress Themes, Free Android Games