Venciendo al miedo cara a cara

Venciendo al miedo cara a cara

Por Social Media

El miedo es natural e inherente al ser humano, sin embargo, “cuando se vuelve una reacción incontrolable e irracional, puede convertirse en una fobia y afectar la vida cotidiana del individuo”, explica el portal Salud 180. Y en ciertos casos, esas fobias desencadenan en ataques de pánico.

La agorafobia es uno de los casos más extremos, es el miedo al miedo, en todos los aspectos (miedo de morir, de estar en lugares concurridos, estar solo, sentirse distanciado de los demás, dependencia total de terceros). Y, por si fuera poco, la Secretaría de Salud informa que el 3.6% de la población mexicana padece ataques de miedo.

Pero, por más que el agorafóbico sepa que sus miedos son absurdos, no mejora bajo ninguna circunstancia.

Sin embargo, hay una promesa que Dios cumplió y hoy en día no puede ser diferente para ti: “Aunque deba yo pasar por el valle más sombrío, no temo sufrir daño alguno, porque Tú estás conmigo; con Tu vara de pastor me infundes nuevo aliento” (Salmos 23:24).

Puedes derrotar y vencer este miedo, solo es cuestión de que tomes la decisión de querer hacerlo. Por eso, todos los viernes se realiza la Gran Sesión de Descarga Espiritual, para combatir de frente, a través de tu fe, al mal que te aflige.

 

 

 

Milagros de la Gran Sesión de Descarga Espiritual

 

Juana Cortés

Aunque ochos meses atrás me dio un preinfarto, hace mes y medio empecé con dolor en el pulmón, en piernas y cabeza, el doctor me dijo que tenía herpes.

Dios usó el Manto Consagrado para sanarme, porque al tocarlo con fe, el dolor con el que llegué desapareció”.

 

 

Guadalupe Villegas

Como consecuencia de una operación, hace ocho días, me salió un derrame en el ojo y además de que no podía ver, así llegué a la reunión.

Cuando pasó el Manto Consagrado, lo toqué confiando que sanaría y, luego de un calor inexplicable, se me quitó. Mi ojo está como si nada”.

 

Irma Martínez

Llegué hasta aquí adolorida de los brazos y las rodillas, casi sin poder caminar. El doctor me detectó lumbalgia, artrosis, osteoporosis y dijo que quedaría en silla de ruedas.

Después de haber tocado el Manto Consagrado, me siento tan bien que parece como si nunca hubiera estado enferma”.

 

 

Te puede interesar: ¿Quiénes son los demonios?

 

Ofrenda Online

Platicar con un Pastor

[3cx-clicktotalk 404 "Not Found"]

comentarios

[fbcomments url="https://universal.org.mx/2018/06/22/venciendo-al-miedo-cara-a-cara/" width="100%" count="off" num="3" countmsg="wonderful comments!"]

Free WordPress Themes, Free Android Games