¿Parálisis del sueño o espíritus malignos?

¿Parálisis del sueño o espíritus malignos?

Por Social Media

Estás dormido y crees que alguien te observa, de pronto, tu cuerpo se paraliza sin emitir movimiento alguno y sientes un extraño peso de pies a cabeza, pero no sabes por qué. Aunque estás consiente de lo que está pasando, no puedes despertar ni pedir ayuda, luchas con todas tus fuerzas, sin embargo, eso que está encima de ti parece ser más fuerte.

Millones de personas han tenido la horrible sensación. Mientras la ciencia lo llama parálisis del sueño, la gente cree que se les sube el muerto, pero solo quien lo ha experimentado sabe que, esos segundos e incluso minutos, pueden convertirse en los peores de tu vida.

Pensar en la hora de dormir te pone tenso y si pudieras, pasarías las noches en vela, solo que también sabes que necesitas descansar para realizar tus actividades diarias al 100 por ciento. Entonces, ¿cómo acabar con eso?

Estimado lector, la Escritura Sagrada afirma: “Cuando me acuesto, me duermo enseguida, porque sólo tú, mi Dios, me das tranquilidad” (Salmos 4:8). Si buscas a Dios, este versículo dejará de ser sólo una promesa y será una realidad en ti.

Jesús venció a los espíritus inmundos en el Calvario y puede darte la paz que necesitas para que tus noches sean perfectas. Te esperamos lo viernes en la Universal más cercana a ti en el horario de tu preferencia.

 

 

Por su fe fueron curadas

 

Yesenia

Tenía una bola en el coxis que me causaba un dolor intenso y tocando el Manto Consagrado con toda mi fe, ¡se me quitó! Es increíble porque también me molestaba la ciática ni siquiera me podían tocar. Llegué arrastrando los pies, pero regresaré a mi casa sanada al 100 por ciento”.

 

 

Alicia

Me dolía mucho la pierna. Cuando fui a ver al doctor, me dijo que eso era por un problema en el corazón. Después de haber hecho la oración tocando el Manto Consagrado, fui curada de las enfermedades. Incluso, ya me hice otros estudios médicos que lo confirman. Estuve enferma cinco meses y sané usando la fe”.

 

 

Guadalupe

Dos años, duré lastimada de la columna. Los doctores decían que, supuestamente, la tenía desviada y ni cargar cosas pesadas podía. Al usar mi fe cuando pasó el Manto Consagrado por mi lugar, sentí una especie de calor y enseguida noté que el dolor que traía inicialmente había desaparecido. ¡Sané!”.

 

 

Sigue leyendo: Demonios y posesiones

 

Ofrenda Online

«Desde la infancia sufrí maltrato. Eso me llevó a salirme de mi casa y refugiarme en los vicios»

Platicar con un Pastor

[3cx-clicktotalk 404 "Not Found"]

comentarios

[fbcomments url="https://universal.org.mx/2018/06/22/paralisis-del-sueno-o-espiritus-malignos/" width="100%" count="off" num="3" countmsg="wonderful comments!"]

Free WordPress Themes, Free Android Games