¿Por qué las cosas malas destruyen tu vida?

¿Por qué las cosas malas destruyen tu vida?

Por Social Media

Jesús caminaba en las calles de la ciudad de Jerusalén cuando vio una higuera que no tenía fruto (Mateo 21:18-22). Eso no era común porque el clima de Israel, la vegetación y la temperatura eran favorables para que la higuera produjera mucho fruto. Entonces, ¿por qué no había nada?

Esta higuera se ubicaba en el borde del camino, es decir, no tenía dueño. En realidad, esta no era infructífera, producía frutos, pero no le pertenecía a nadie, cualquiera podía tocarla.

Nosotros somos la higuera. Si no tienes dueño, le perteneces a cualquiera, espiritualmente hablando.

Quizá, te has preguntado por qué las cosas salen tan mal a pesar de que te esfuerzas y las circunstancias en ese momento eran favorables; a lo mejor ni eso, todo de por sí ya va mal y terminó peor. Esto pasa porque el diablo y las situaciones pueden afectarte.

Cuando empezamos a pertenecerle al Señor Jesús, Él se vuelve nuestro dueño. Puede parecer extraño, pero al ser de Su propiedad, ya no eres una higuera en el camino y, por consiguiente, el diablo te verá y sabrá perfectamente que ya no puede tocar tu vida.

 

 

Descubrieron que para el poder de la fe nada es imposible

 

Antonio

Mi esposa y yo teníamos un problema, nuestro hijo, durante tres años, se drogaba a escondidas. Veíamos que él tenía una actitud muy diferente y era muy rebelde, orgulloso. Nosotros decidimos participar en el propósito del Valle de la Sal y luchar por él. Llevamos su foto para clamar con fe por él.

Creímos e hicimos un voto con Dios. Con el tiempo, él mismo reveló todo lo que estaba haciendo a escondidas. Nos pidió perdón y tomó la decisión de entregarse 100 por ciento en el Altar y a Dios. ¡Hoy está libre de los vicios!”.

 

 

Angélica

Estuve sin empleo durante seis meses y salí de la universidad porque no podía pagarla.

Tenía mis dos hijos y mi esposo, pero aun así no podía ser feliz, cada vez me sentía más mal. Si mis hijos me pedían algo, no les podía dar nada; incluso, vendí bolsas en el mercado, sin embargo, no funcionó.

Cuando empecé a venir a la reunión del Ayuno de los Casos Imposibles, Dios me mostró Su poder. Él me abrió las puertas como agente de seguros, aprobé el examen para conseguir mi cédula y mi economía empezó a cambiar. Conocer a Jesús me ha ayudado a vencer mis inseguridades, con Él he encontrado todo”.

 

 

Sigue leyendo: ¿Luz o tinieblas?

 

 

Ofrenda Online

«Desde la infancia sufrí maltrato. Eso me llevó a salirme de mi casa y refugiarme en los vicios»

Platicar con un Pastor

[3cx-clicktotalk 404 "Not Found"]

comentarios

[fbcomments url="https://universal.org.mx/2018/05/18/por-que-las-cosas-malas-destruyen-tu-vida/" width="100%" count="off" num="3" countmsg="wonderful comments!"]

Free WordPress Themes, Free Android Games