¡Una batalla en contra de los problemas financieros!

¡Una batalla en contra de los problemas financieros!

Por Social Media

Vas a algún lugar donde venden comida, se te antoja un platillo más elaborado, pero no te alcanza el dinero para comprarlo. Estás caminando en una plaza comercial y, de pronto, vez esa ropa en el mostrador y te acercas para ver el precio, pero tampoco es posible adquirirla. En fotos, ves un lugar que te atrae para vacacionar, sólo que el precio excede tu presupuesto. ¿Te suena familiar?

Frente a situaciones como las anteriores, hay dos alternativas: resignarte a que nunca poseerás algo así o forzar a tu mente para que piense que sí es posible. Si optas por la segunda opción, debes saber que, según la Biblia, Dios es rico y complace con lo mejor de esta Tierra a los que deciden asociarse a Él.

“Mía es la plata, y mío es el oro, dice el Señor de los ejércitos” (Hageo 2:8).

Ahora bien, siendo las palabras del Señor de los ejércitos, confirmarás que cada cosa que desees conquistar requerirá una batalla de tu parte, pero si te respaldas en Su Palabra y demuestras valentía, saldrás con la victoria en las manos.

Al saber que existe un Dios rico y dispuesto a darte lo mejor, ¿qué piensas hacer? Te sugerimos participar en una reunión del Congreso para el Éxito para que descubras más formas de prosperar y sumarte a un sinfín de valientes que acabaron con sus conflictos económicos cuando descubrieron que no debían conformarse con ellos y debían encararlos para poder sobresalir.

La cita es el lunes en cualquiera de los cuatro horarios y el punto de encuentro es la Universal más cercana a ti.

 

 

La indignación y las conquistas van de la mano

 

Martha Arrendón siempre buscó ser una mujer independiente; su sueño más grande era tener su propia casa. En un principio, todo parecía ir bien, como Licenciada en Derecho podría lograr sus sueños.

Tocar puertas y no encontrar trabajo es una situación desesperante, no tener ingresos significa no tener ni para comer”, cuenta con un nudo en la garganta. A pesar de su título, sus diplomados y su casi maestría no la contrataban en ningún lado.

No pudo seguir pagando la renta de su departamento. Desalentada, vendió todas sus cosas de valor para poder sustentarse. “Intentaba cambiando mi peinado y mi ropa, pero ni así conseguía que me contrataran, mi necesidad era tan notoria que, en una ocasión, un reclutador me regaló 200 pesos”.

El insomnio era algo frecuente para ella. No obstante, en una de esas noches, una palabra de fe en el televisor le cambiaría la vida.

Cuando llegué al Centro de Ayuda Universal, aprendí que si juntaba mis conocimientos y la fe en el Dios vivo, podría concretar mis planes. Al poco tiempo, indignándome en contra de mi situación y luchando para superarla, conseguí una mayor estabilidad, no solo en el plano financiero, sino a nivel general”.

Hoy, Martha desarrolla su profesión y, lo más importante, está por recibir las escrituras de su casa.

 

 

Sigue leyendo: No desprecie el humilde comienzo

Ofrenda Online

«Los problemas económicos y de salud nos llevaron a tener grandes deudas»

Platicar con un Pastor

[3cx-clicktotalk 404 "Not Found"]

comentarios

[fbcomments url="https://universal.org.mx/2018/04/30/una-batalla-en-contra-de-los-problemas-financieros/" width="100%" count="off" num="3" countmsg="wonderful comments!"]

Free WordPress Themes, Free Android Games