Tabaco, ansiedad y depresión

Tabaco, ansiedad y depresión

Por Social Media

De acuerdo a los resultados publicados en la revista de la British Heart Foundation de un estudio realizado por los científicos de la University College London (Reino Unido), el tabaco no disminuye el estrés, por lo contrario, la probabilidad de sufrir ansiedad y depresión aumenta un 70 por ciento.

Para esto, se contó con la participación de 6,500 personas de más de 40 años tanto fumadores como no fumadores. Tras un análisis psicológico, el 18.3 por ciento de los fumadores presentaba síntomas de ansiedad y depresión, en contraste con el 10 por ciento de los no fumadores y el 11.3 por ciento de los exfumadores.

Concluyeron que los niveles de estrés de los fumadores eran más altos que de los no fumadores, dicho estudio también explicó que las personas que dejan de fumar padecen menos estrés que quienes lo intentan y no lo logran.

“Esto se debe a que el fumador tiene una sensación temporal de relajación que enseguida es sustituida por el síndrome de abstinencia”, indica Mike Knapton, responsable del estudio.

Cabe decir que hay casos en los que las personas no logran superar la ansiedad ni la adicción a estas sustancias, o bien, recaen debido a que sus orígenes son espirituales. Por eso, tal vez, ya viste que en una familia puede existir el vicio del alcoholismo, por mencionar alguno, por varias generaciones; esto es, en el abuelo, padre e hijo sin que obtengan resultados cuando deciden dejarlo.

Cuando esto sucede, sólo por medio de la fe es posible encontrar una salida. Con el afán de ayudar a quienes tienen un problema de este tipo, los domingos a las 3 p. m. se realiza el Tratamiento en Contra de los Vicios, donde un sinnúmero de personas ha obtenido la cura definitiva a su adicción.

Lo mejor es que este Tratamiento no requiere que se interne, medicamento o pago alguno.}

 

 

Salió de su casa y vivió 13 años en los vicios

Isaac

«A los 13 años, empecé a consumir marihuana, cocaína, pastillas, éxtasis y activo, también me involucré con pandillas con las que robaba para sustentar el vicio, ¡era muy problemático! Desgraciadamente, me fui de mi casa y empecé a vivir en las calles. Fui encarcelado cuatro veces. La primera vez, estuve ocho meses; la segunda y tercera tan solo unos días, y la cuarta duré 6 meses.

Además, tenía problemas espirituales, veía espíritus, oía voces extrañas, se me ‘subía el muerto’ y sufría por la depresión. Fueron 13 años viviendo de esa manera…

Llegando al Tratamiento en Contra de los Vicios, mi vida fue transformada totalmente. Aunque requirió un proceso, ahora puedo decir que soy feliz, tengo paz y sirvo a Dios como coordinador del grupo La última piedra en el que ayudo a personas que pasan por lo mismo que pasé y puedan superar los vicios, así como yo.

Después de haber salido de casa, ahora estoy unido con mi familia”.

 

 

Lee más: Consumo de cigarro mata a siete millones de personas

 

Ofrenda Online

Platicar con un Pastor

[3cx-clicktotalk 404 "Not Found"]

comentarios

[fbcomments url="https://universal.org.mx/2018/04/27/tabaco-ansiedad-y-depresion/" width="100%" count="off" num="3" countmsg="wonderful comments!"]

Free WordPress Themes, Free Android Games