El Centro de Ayuda Universal también te espera en Durango

El Centro de Ayuda Universal también te espera en Durango

Por Redacción Periódico

Era el 4 de septiembre de 1864, un carruaje llegó a Durango, específicamente en la hacienda de Santa Rosa. Viéndose obligado a escapar de la invasión del ejército francés, ahí se alojó el presidente Benito Juárez, en donde se reunió con el resto de los altos mandos, convirtiendo este lugar en la sede del Congreso de la Unión. Este hecho marcaría la historia de la ciudad de Gómez Palacio.

Actualmente, esta ciudad cuenta con una gran riqueza histórica que abarca de la Intervención Francesa hasta la Revolución Mexicana. Razón por la cual este lugar cuenta con museos, monumentos y distintos atractivos que no pueden pasar desapercibidos para todo visitante.

Dicha ciudad cuenta con un gran impulso industrial, pero no todo es paz y armonía. Los habitantes enfrentan luchas que han destruido sus vidas. Por tal motivo, el Centro de Ayuda Universal realiza un trabajo especial en la Plaza de Armas, llevando la Palabra e invitando a las personas para las reuniones que se llevan a cabo en la sede que está en Av. Allende, núm. 743, entre 20 de noviembre y González Ortega, Col. Centro (antes Salón de Fiestas «El Caballito»), cuyas puertas también están abiertas para recibirte.

La entrada es libre y puedes consultar los horarios de las distintas reuniones aquí.

 

 

“Éramos profesionistas, pero infelices”

 

Víctor Hernández

A partir del momento en el que empecé a acompañar a María, mi esposa, a la Universal, puse atención en lo que predicaban ahí. Me di cuenta de que yo veía los problemas de mi vida como algo normal, eran cosas que no tenía que aceptar. Pero no solo eso, sino que hay una solución para cada uno de estos.

Mi esposa y yo teníamos pleitos muy fuertes, ya que ella tenía celos, depresión y alcoholismo. Aunque siempre la respeté, llegó a pegarme muchísimas veces, me aventaba todo lo que tenía en frente. A pesar de que soy muy paciente, casi siempre terminaba perdiendo el control.

Los dos somos ingenieros bioquímicos y teníamos un buen trabajo; sin embargo, el sueldo no me alcanzaba para cubrir todas las necesidades. Mi situación empeoró cuando cumplimos siete años de casados, me sobrevinieron ataque epilépticos. Ya no sabíamos qué hacer.

Mi vida es diferente, estoy sanado, conquisté tres negocios y mi esposa, después de perseverar en las novenas de oración, también está libre y feliz. No hay más razones para pelear.

Ahora, lo único que tengo es agradecimiento por el Señor Jesús y muchas gracias a las personas que no orientaron para poder estar en el camino de Dios”.

 

 

Conoce más Centros de Ayuda Universal en: La Universal está abierta para los tapatíos en Guadalajara

comentarios

[fbcomments url="https://universal.org.mx/2018/04/23/el-centro-de-ayuda-universal-tambien-te-espera-en-durango/" width="100%" count="off" num="3" countmsg="wonderful comments!"]

Free WordPress Themes, Free Android Games