Lunes de grandeza

Lunes de grandeza

Por Social Media

Para quienes quieren recibir algo grande de Dios (subtítulo)

Para ti, ¿qué es la grandeza? Quizá, la has visto en la vida de otros al pensar que son mejores que tú; a lo mejor, crees que tus sueños son demasiado para ti y por ese motivo no te sientes capaz de realizarlos.

Mientras para unos algo puede ser muy grande, para otros es insignificante. Pero ¿cuál es la perspectiva de Dios? La Biblia lo evidencia: “¿Quién midió las aguas con el hueco de su mano y los cielos con su palmo, con tres dedos juntó el polvo de la tierra…?” (Isaías 40:12).

“Nuestras riquezas pueden parecer una gran cosa, pero todo depende del punto de vista. En este mundo, el oro es algo muy valioso, pero si creemos en el Dios de la Biblia, creemos en el Dios que creó una ciudad donde las calles son de oro (lee Apocalipsis 21:21). En otras palabras, lo que consideramos valioso e inalcanzable, para Él es algo insignificante”, explica Jadson Edington, autor del libro 50 secretos para el éxito.

¿Ya imaginaste qué pasaría en tu vida si Dios fuera tu aliado? Quienes toman esa decisión, por la fe, ¡pueden lograr mucho más de lo que soñaron!

Con base en esto, en todos los Centros de Ayuda Universal del país, especialmente en nuestra sede de Tacubaya, se realizará el Lunes de la Grandeza, una reunión especial para todos los que quieren recibir algo grande de Dios.

Estás cordialmente invitado(a). ¡No pierdas esta oportunidad!

 

 

“Divorciada y en la quiebra, así llegué a la Universal”

Andrea Gómez

Desde que asistí a la primera reunión en el Centro de Ayuda, me impresionó la fe que enseñan los pastores, misma que me sacó de la crisis que atravesaba. Venía de un periodo de pérdidas: me divorcié y la empresa que había establecido con mi ex esposo quebró.

Estando desempleada, era complicado comprar comida y pagar los servicios básicos de la casa, por lo que me endeudé por doquier.

Sin tener nada que perder, decidí seguir los consejos que aquí me dieron como hacer un voto de confianza y fe con Dios en busca de milagros. Si uno decide creer de lleno en Él, sin miedo ni dudas, pueden alcanzarse inmensas bendiciones, tal y como sucedió conmigo.

Quienes me debían me pagaron, así liquidé mis deudas. Pedí que el Señor me guiara para rescatar mi empresa y no solo lo logré, sino que establecí un restaurante y un negocio de souvenirs.

Hoy, tengo dos casas y tres autos nuevos. Lo único que pide Dios para sacarnos de cualquier aprieto solo pide una cosa a cambio: que confiemos en Él”.

 

Sigue leyendo: ¿A quién le gustan los desafíos?

Ofrenda Online

«Desde la infancia sufrí maltrato. Eso me llevó a salirme de mi casa y refugiarme en los vicios»

Platicar con un Pastor

[3cx-clicktotalk 404 "Not Found"]

comentarios

[fbcomments url="https://universal.org.mx/2018/04/01/lunes-de-la-grandeza/" width="100%" count="off" num="3" countmsg="wonderful comments!"]

Free WordPress Themes, Free Android Games