Cuando ayunas el infierno tiembla

Por Social Media

En la Biblia está escrito que los demonios salen de nuestra vida con ayuno y oración (lee Mateo 17:14-21). Pero, quizá, no te habías dado cuenta de que en el momento que realizas un ayuno colectivo el infierno tiembla.

El ayuno colectivo es algo espiritual, causa pánico en el reino del diablo porque todas las veces que satanás vio a una multitud ayunando fue derrotado.

Muchos desconocen la importancia de este tipo de ayuno, nadie lo puede imaginar: las vidas son cambiadas; las maldiciones, rotas; los decretos (fallos de los juicios, diagnóstico de enfermedades en fase terminal, avisos de los acreedores, etcétera) son removidos.

Por eso, el Señor Jesús hizo un ayuno de 40 días y derrotó al diablo. Eso no quiere decir que debas pasar hambre en todo ese periodo de tiempo, pero sí recordar que no importa el tamaño, dificultad y peso que tenga el problema contra el que luchas, para Dios no hay imposibles.

Con base en esto, todos los sábados se lleva a cabo la reunión del Ayuno de los Casos Imposibles, en donde, por medio de la fe, puedes derrotar las humillaciones y decretos de tu vida.

¡El momento de luchar y vencer es ahora!

 

 

El problema no fue más grande que su fe

María Martínez

“Luchaba porque mi negocio tuviera ventas, pero nada funcionaba. Buscaba que las puertas se abrieran, pero algo siempre se trababa. Con todo esto, empecé a endeudarme y cada vez eran más y más deudas. Solo veía humillación en todos lados.

Cuando empecé a participar en el Ayuno de los Casos Imposibles, no desistí, continué luchando en el propósito de oración del Valle de la Sal. Con el tiempo, las puertas se abrieron, llegaron a mí clientes que ni siquiera había buscado, incluso ellos mismos me recomiendan. Después de una gran lucha, vencí la humillación”.

 

 

Inés Olea Osuna

“Le había pedido a un abogado que me ayudara a resolver un error que tenían unas escrituras, las medidas estaban mal. Solo por ese detalle, él no me contestaba ni me decía si las cosas estaban bien. Se tardó tres años así.

He estado viniendo al clamor en el Valle de la Sal, ya que no aceptaba tener que estar pasando esto, pero tenía que permanecer firme y no fallar en el propósito cada semana. Y, recientemente, he recibido una muy buena noticia: me llamaron para que vaya a recoger las escrituras corregidas. ¡Gracias a Dios!”.

 

Sigue leyendo: Venza a los malos pensamientos

Ofrenda Online

Santo Culto: Que no le falte lo más importante

Platicar con un Pastor

[3cx-clicktotalk 404 "Not Found"]

comentarios

[fbcomments url="https://universal.org.mx/2018/03/29/cuando-ayunas-el-infierno-tiembla/" width="100%" count="off" num="3" countmsg="wonderful comments!"]

Free WordPress Themes, Free Android Games