Todo dolor tiene un causante ¿cuál ha sido el tuyo?

Por Social Media

Comúnmente, cuando una persona tiene un malestar físico recurre a un especialista para someterse a una revisión, así podrá saber cuál es el causante y tomar el debido tratamiento para su pronta recuperación. En el aspecto amoroso, también sucede lo mismo, pues hay quienes sienten un profundo dolor que, en la mayoría de los casos, conocen la razón, pero desconocen cómo tratarlo.

Tal vez, ya identificaste el causante: maltrato, traición, desilusión, el vicio de tu pareja, indiferencia, desprecio… Pero quizá te preguntas: ¿cómo sanar tras una situación así? A diferencia de los físicos, los dolores emocionales o espirituales no suelen resolverse con medicamento, pues estos vienen del alma y ella, por ser el centro de las emociones, sana de forma espiritual.

Renato Cardoso, especialista en temas amorosos, comenta que el primer paso para sanar una herida de ese tipo es reaccionar en contra de eso: “Si no has logrado levantarte o superar ese dolor es porque has reaccionado de una manera débil o crees que eso supera tu capacidad de resistencia. El primer paso para lograrlo es reunir fuerzas, levantar la cabeza y tomar una actitud de fe”.

En la Terapia del Amor, por ejemplo, justamente eso se enseña a los asistentes: a vencer las heridas que quedaron del pasado, o bien, a prevenirlas. Si te gustaría aprender más acerca de cómo tener una amor inteligente, acude los jueves en los cuatros diferentes horarios.

Por otra parte, Dios promete ayudarnos si lo buscamos en los momentos de dolor y de angustia: “…invócame en el día de la angustia; te libraré, y tú me honrarás» (Salmos 50:15).

Acércate a Él por medio de una oración sincera y cuéntale qué es lo que te ha hecho sufrir; como Padre, te entenderá y te dará la vía de escape, mediante la fe, para esa situación.

¡No es imposible salir adelante, tampoco volver a ser feliz!

 

Acabaron con la raíz de su sufrimiento

Edgar y Diana

«Aunque ahora me ven feliz con una mujer hermosa a mi lado, que es mi esposa, mi situación sentimental no siempre estuvo bien. Cuando llegué a la Universal, venía de un matrimonio fallido, con mucha soledad y tristeza por el infierno que acaba de atravesar. ¡No creía que podría rehacer mi vida!

Me equivoqué, pues participando en la Terapia del Amor, Dios sanó mi corazón y con ello, me devolvió las ganas de volver a amar a alguien. Con el tiempo, conocí a Diana, nos casamos y somos inmensamente felices».

 

 

Guadalupe y José

«Problemas familiares, discusiones, enfermedades y más, eran el pan de cada día de mi vida cuando aún no conocía el Centro de Ayuda Universal. Al asistir, supimos que en la Terapia del Amor podíamos arreglar las cosas en mi matrimonio. Encontré paz y aprendimos juntos que la base de toda relación es Jesús, además de que el respeto y la confianza son la base del matrimonio.

Hoy, como matrimonio estamos unidos, mis hijos están sanos y felices. ¡Dios está delante de nosotros!».

 

Deja atrás tu “equipaje interior”

Es difícil entender cómo alguien puede tener aparentemente todo y no ser feliz en las áreas de la vida en las que más necesita sentirse completa. Las palabras, comentarios y malas experiencias se van acumulando en el equipaje del alma haciéndolo cada vez más pesado, gran parte de lo que contienen es innecesario, lo peor: no llegarás lejos con ese peso pero

¿Cómo librarte de una carga tan grande que ya forma parte de tu vida? ¡Tienes que dejarla! La vida es demasiado complicada para cargar con equipaje extra.

 

Sigue leyendo: 3 errores que destruirán su matrimonio

Ofrenda Online

«Los problemas económicos y de salud nos llevaron a tener grandes deudas»

Platicar con un Pastor

[3cx-clicktotalk 404 "Not Found"]

comentarios

[fbcomments url="https://universal.org.mx/2018/03/13/todo-dolor-tiene-un-causante/" width="100%" count="off" num="3" countmsg="wonderful comments!"]

Free WordPress Themes, Free Android Games