Que nada te impida volar alto

Por Social Media

A los que confían en Él, Dios les ha dado alas para que puedan volar alto y hagan la diferencia en esta generación. Ahora bien, si tenemos alas, ¿qué te ha impedido volar alto? Sencillo, porque por más grandes que sean las alas, nadie puede volar si se encuentra atado a algo a alguien, esto es a personas, al pasado, a una duda, a un sentimiento nocivo para la fe…

El Todopoderoso no quiere que nadie viva fracasando. Sin embargo, no basta con que Él no lo quiera, tú tampoco debes aceptar la condición de vida que has llevado y que tanto deseas que cambie, como la enfermedad que no te deja llevar una vida normal, la adicción de un familiar que te roba la tranquilidad, ese caso en la justicia que no se resuelve… En fin, sólo tú sabes qué te hace infeliz.

Rompe ese lazo con lo que te ata y dirígete a la vida que tanto anhelas. No es imposible si usas la fe y aprendes a depositar tu confianza en Aquel que creó todas las cosas. ¿Quieres aprender a hacerlo? Participa en la Reunión de los Casos Imposibles, los sábados en los diferentes horarios.

 

Sigue leyendo: ¿Sabes cuál es el secreto del éxito?

 

Obtuvieron la respuesta que, por fe, les pertenecía

 

Alicia Flores

«Me dio una arritmia cardiaca durante cinco horas. Cuando fui al médico, me dijo que de 100 personas que les pasa eso, sólo 5 personas sobreviven, que fui afortunada. No acepté estar así, sabía que debía sanar por completo, por eso vine al Ayuno de los Casos Imposibles para pasar por el Valle de la Sal.

El resultado fue notorio, pues ahora llevo una vida normal. Mi fe en Dios me sanó».

 

«Por causa de mi alcoholismo, mi familia se alejó de mí y perdí mi trabajo. Viniendo al Ayuno de los Casos Imposibles y pasando por el Valle de la Sal, primeramente, me liberé de los vicios. Esto me dio condiciones de buscar un buen empleo que me permite llevar una vida desahogada.

Por si fuera poco, gracias a Dios, pude rehacer mi vida amorosa».

 

«Hace algunas semanas, internaron a mi hijo debido a un problema en el páncreas. Los médicos me dijeron que no tenía solución. Por eso, vine a luchar por él en el propósito del Valle de la Sal en el Ayuno de los Casos Imposibles y, después de hacerlo, nos dieron una grata noticia: ¡mi hijo se había recuperado! Días después, salió del hospital.

Los médicos no se explicaron qué había pasado».

 

Ofrenda Online

T-Ayudo llevó más de 10 toneladas de alimento a las familias afectadas en Tabasco

Platicar con un Pastor

[3cx-clicktotalk 404 "Not Found"]

comentarios

[fbcomments url="https://universal.org.mx/2018/02/27/que-nada-te-impida-volar-alto/" width="100%" count="off" num="3" countmsg="wonderful comments!"]

Free WordPress Themes, Free Android Games