El rescate de las familias

Por Social Media

Imagina que un día sales a trabajar y al regresar a tu casa, la encuentras devastada, con los muebles quemados, te robaron tus bienes y tus familiares están secuestrados. Fue ese escenario de caos que David y sus hombres encontraron en Siclag, como explica este pasaje bíblico:

“Cuando David y sus hombres llegaron al tercer día a Siclag, los de Amalec habían invadido el Neguev y Siclag, habían asolado a Siclag y le habían prendido fuego.  Se habían llevado cautivas a las mujeres y a todos los que estaban allí, del menor hasta el mayor, pero a nadie habían dado muerte, sino que se los llevaron y siguieron su camino. Llegó, pues, David con los suyos a la ciudad, y se encontró que estaba quemada, y que sus mujeres, sus hijos e hijas, habían sido llevados cautivos.” (1 Samuel 30: 1-3)

Muchos ante esta gran tragedia entrarían en shock y comenzarían a lamentarse. Así como lo hicieron David y sus hombres. Tomados por la emoción, ellos lloraron tanto, al punto de no tener más fuerzas para llorar.

 

Pero, después del susto, David decidió buscar fuerzas en Dios e ir en busca de lo que había perdido.

“Y David consultó al Señor diciendo: — ¿Perseguiré a esta banda de salteadores? ¿Los podré alcanzar?” (1 Samuel 30:8)

Con esa respuesta de Dios a David queda claro que la voluntad del Creador no es que la persona desista delante de las adversidades, ella debe ir detrás de lo que perdió y rescatar todo lo que el mal le quito. Pues por más que el problema se presente como algo normal, siempre hay un espíritu maligno detrás de él. Sea una situación de vicios, peleas, enfermedades, desempleo, deudas o cualquier otra, ciertamente ninguna de ellas fue causada por Dios. Y estando consientes de eso es necesarios cobrar ánimo y vencer al enemigo, por medio de la fe. Para que el mismo éxito de David se repita en su vida.

“Rescató David todo lo que los amalecitas habían tomado, y libró asimismo a sus dos mujeres. No les faltó nadie, ni chico ni grande, así de hijos como de hijas, ni nada del robo, de todas las cosas que les habían tomado; todo lo recuperó David. Tomó también David todas las ovejas y el ganado mayor. Los que iban delante conduciendo aquel tropel decían: «Éste es el botín de David.» Llegó David a donde estaban los doscientos hombres que, muy cansados para seguirlo, se habían quedado en el torrente del Besor; y ellos salieron a recibir a David y al pueblo que con él estaba. Cuando David llegó, saludó a la gente en paz.” (1 Samuel 18:21)

Salvando familias

Aunque muchas familias se estén deshaciendo, Eso no significa que no debemos luchar.  La verdad es que tenemos que luchar por los que más amamos. Por eso, el próximo domingo 28 de enero en todos los Centros de Ayuda Universal, en México y en el mundo, será realizado el día de “Rescate de las Familias.” Un domingo especial para unir a tu familia, restaurar los lazos perdidos y perdonar a aquel ser querido que por algún motivo te ofendió.

Si tú estás pasando por problemas familiares o tienes el deseo de ver a todos protegidos y unidos en la casa de Dios, No dejes de participar de esta reunión especial. Traiga a su familia para que todos estén bajo la protección de Dios.

Participe en el Santuario Mayor o en el Centro de Ayuda Universal más cercano a su hogar.

Te invitamos a ver este testimonio de una familia restaurada

 

Ofrenda Online

T-Ayudo llevó más de 10 toneladas de alimento a las familias afectadas en Tabasco

Platicar con un Pastor

[3cx-clicktotalk 404 "Not Found"]

comentarios

[fbcomments url="https://universal.org.mx/2018/01/16/rescate-las-familias/" width="100%" count="off" num="3" countmsg="wonderful comments!"]

Free WordPress Themes, Free Android Games