Ana-Lilia-Ruiz- 1

Mi mama le pidió a Dios que me sanara

00

Manto-1

Quienes creen, alcanzan su milagro

¿Tú o alguno de tus seres queridos está enfermo? ¿Tu relación familiar o de pareja está en crisis? ¿Las adicciones han invadido tu hogar? Cualquiera que sea el problema que desees resolver, puedes conseguirlo poniendo tu fe en acción. Ven y toca el Manto de los Milagros los domingos a las 10 a. m. en cualquier Centro de Ayuda Universal.

Jesús dijo: «¿No te he dicho que, si crees, verás la gloria de Dios?» (Juan 11:40).

«La depresión me hizo perderle el gusto a la vida. Ya no caminaba, dejé de bañarme e incluso intenté quitarme la vida. Por diversos padecimientos, tomaba cerca de 40 pastillas diarias. No obstante, vislumbré un panorama mejor cuando me acerqué a Dios. En el propósito del Manto, mi fe en el Señor Jesús surtió efecto: las dolencias y las tristezas terminaron. Recuperé la salud y los deseos de vivir», Georgina Andrade.

Georgina 1

 

«Mis papás, mi hermano y yo estábamos contagiados con VIH. Ellos fallecieron. Quería destruirme y empecé a tomar y después a drogarme con marihuana, piedra, activo y cocaína. Vivía en la calle, pero mi tía me llevó a su casa y más tarde me trajo aquí, a tocar el Manto Consagrado. Dios me dio otra oportunidad: médicamente está comprobado que ya no tengo VIH. Ahora vivo feliz porque también vencí la drogadicción», Jesús.

Jesús Enrique 1                                     Jesús Enrique

Te esperamos en el Centro de Ayuda más próximo a tu hogar. Nuestros servicios son gratuitos y la entrada es libre. Date la oportunidad de tener la vida que siempre has querido.

Iurd

Encontraron la cura a su enfermedad

La ciencia aunada a la fe puede traer resultados sorprendentes. Esto lo han comprobado innumerables personas al acudir a las reuniones de los martes en los diferentes Centros de Ayuda Universal. Estos son testimonios que encontraron la cura a su enfermedad.

Cáncer, diabetes, VIH, parálisis, migraña, infecciones, dolores musculares… no importa el tipo de enfermedad, cuando se echa mano de la fe en el Señor Jesús, todo es posible. Si has sufrido con una enfermedad o dolencia desde hace años date la oportunidad de sumar la confianza en Dios a tus tratamientos para un mejor resultado.

Sra. Marina 1

 

 

«Tuve la ruptura de la membrana que contiene el líquido sinovial (estructura que envuelve las articulaciones), el dolor era fuertísimo. Acudiendo los martes, poniendo mi confianza en Dios y orando con fe, fui sanada. Hoy puedo caminar y moverme sin tener molestias», Marina Costa.

 

 

 

 

Godofredo 1

 

 

«Me dolían los huesos de las manos, las rodillas y los talones. Moverme era una tortura porque me punzaban bastante esas partes de mi cuerpo. He estado participando en las reuniones de los martes, confié en Dios y los dolores cesaron. Recuperé completamente la movilidad», Godofredo.

Date la oportunidad de tener la vida que siempre has querido a través de tu fe en el Señor Jesús. Te esperamos en el Centro de Ayuda más cercano a tu casa.

La anorexia me estaba matando

La anorexia me estaba matando

00

Lli Ramos

En este lugar está Dios

La fe mueve banner

«En un accidente se me desviaron los discos de la columna y se me separaron las vértebras. Por 10 años tomé terapia. Sumado a eso, padecía fibromialgia, los médicos decían que era mental, sin embargo, estaba perdiendo los reflejos y constantemente me caía.

Mis riñones empezaron a producir cálculos, tenía hemorragias que no cesaron a pesar deLili Ramos haberme practicado un legrado, me hundí en depresión, sentía que me seguían estando sola… Me estaba yendo a pique.

Puedo decir que en este lugar está Dios porque a partir de que empecé a venir a las reuniones, Él fue sanándome hasta devolverme la salud enteramente. Entendí cómo usar mi fe e hice un voto con Dios en la Campaña de Israel para vencer la depresión y los tormentos espirituales. Él respondió mi petición.

Las bendiciones han ido más allá de mi cura, pues conseguí la basificación de mi plaza laboral después de 14 años y ya tengo casa propia. La fe en Jesús es espléndida, nos da acceso a las maravillas de Dios.» Lili Ramos

 

 

 

Sanada por la fe: depresión y tumor en el cerebro

La fe mueve banner

 

«Me desahuciaron por una afección en la tiroides. Mi cuerpo se hinchaba y no tenía fuerza para mantenerme de pie, mucho menos para realizar mis actividades. Estar así también afectaba mi carácter, pues me ponía irritable.

Las reuniones de Liberación Espiritual despertaron mi fe, fui haciendo caso a las indicaciones del pastor y cuando vino la Campaña de Israel, le pedí a Dios mi cura. El Señor me contestó: me ha permitido estar sanada por la fe », Belén Pacheco

«Mi hija tenía tres tumores en la cabeza. Pasó casi un año en el hospital sin tener mejoría alguna. Más tarde, le detectaron una anomalía en el corazón causada por las fuertes dosis de medicamento.Tumores

La reunión de Liberación Espiritual me ayudó a liberar mi carga emocional y tener empuje para luchar por la cura de mi hija. La Campaña de Israel fue esencial en este logro: mi hija fue sanada, ya no tiene tumores. A mí correspondió creer; a Dios, hacer el milagro», Monserrat Álvarez Atra

¿Casos Imposibles? No para Él

Él…

  • Abrió el mar Rojo para que un pueblo esclavo recuperara su libertad
  • Detuvo el sol y la luna para que los suyos vencieran a los enemigos
  • Hizo descender fuego del cielo para demostrar que es el Dios verdadero
  • Resucitó muertos
  • Sanó enfermos
  • Hizo caminar a paralíticos

Y aunado a lo anterior, se le suma una infinidad de milagros que quedaron registrados en las Sagradas Escrituras.

Este es el Dios descrito en la Biblia, el Señor que no titubea al momento de bendecir y de exponer su grandeza a quienes lo invocan con una fe pura. Su poder es capaz de originar cosas que humanamente son inexplicables y dejan atónito a cualquiera, aún en nuestros días.

Sabiendo esto, ¿crees que, con su respaldo, tu problema es difícil de resolver?

¡Por supuesto que no, para Él no hay nada imposible!

¡Basta de continuar sufriendo con eso que te aqueja desde hace años! Este es tu momento para alcanzar tu milagro.

¿Quieres saber cómo? Ven este sábado a las 10 a. m. al Centro de Ayuda Universal ubicado en Av. Revolución n.º 253, Col. Tacubaya (antes Cine Jalisco). Aquí conocerás cómo usar tu fe para provocar las maravillas del Señor Jesús.

«Porque nada hay imposible para Dios» (Lucas 1:37).


Necesitaban un milagro y lo encontraron

Casos Imposibles Insuficiencia renal 2, antes Nieto 1 Nieto 2, caminando «Tenía insuficiencia renal crónica y diabetes. Para mí no había esperanza, ya ningún medicamento me surtía efecto, incluso fui desahuciado. Llegué aquí en ambulancia y desde el primer día, por mi fe, Dios me mostró su poder. Seguí asistiendo y recuperé por completo la salud».

«Mi nieto estuvo cuatro meses en coma. Al despertar, no podía caminar. Sin embargo, no me resigné porque sé que Dios hace milagros. Lo traje a la reunión de Casos imposibles y, después de la oración, él se levantó de la silla y empezó a caminar. ¡Dios lo curó!».


Silla de ruedas 2, antes

«Pasando frente al Centro de Ayuda en mi silla de ruedas, vi una manta anunciando esta reunión y pensé: si Dios está aquí, tiene que sanarme, pues llevaba tres años en esa silla. Cuando el pastor hizo el clamor, oré con toda mi fe, me levanté de la silla y comencé a dar pasos».Silla de ruedas 1