Temas destacados varios.

Dividiendo a los hombres en dos, los que ven o no pornografía

shutterstock_76858870En mi opinión, podemos dividir a todos los hombres del mundo en dos grupos: los que usan sandalias con calcetines y los que no. Cada vez que veo a un individuo de otro grupo (yo estoy entre los que no, claro) tengo los sentimientos mezclados entre salir corriendo en la dirección contraria y avanzar sobre el sujeto para golpearlo hasta que los calcetines les salgan por la cabeza. Para mí, es la acumulación de lo absurdo y de la irracionalidad.

Si tienes frío en los pies, ponte un zapato cerrado – con calcetines, por favor. Si tienes calor, ponte sandalias y olvida los calcetines. Cualquier variación de eso no tiene sentido. Y tengo fuentes seguras del sexo opuesto que piensan lo mismo. Piensan que el hombre de chanclas y calcetines simplemente es repulsivo. No diga que no fue avisado.

Muy bien. Habiendo aclarado esta pequeña irritabilidad, vamos a algo más serio. Así como el mundo de los hombres puede dividirse de esa forma, podemos también dividirlo de otra: entre los que ven pornografía y los que no.

Desde el avance de Internet, el grupo que ve pornografía aumentó considerablemente. En Brasil, 2 de las 10 páginas brasileñas más visitadas son porno. Vergonzosamente, el brasileño es uno de los mayores consumidores y productores de pornografía en el mundo. El acceso fácil a ese contenido ha servido de escape para un deseo desenfrenado adentro de muchos hombres. Y para no pasar un sermón, vamos a ser honestos: el deseo existe adentro de nosotros, sea cual sea el grupo al que pertenezcamos. La diferencia está en las elecciones.

Para mí, ver pornografía es irracional. Sí, entiendo la parte del deseo, de la curiosidad, de la sensación de un placer físico. Pero también entiendo la parte que a largo plazo, la pornografía acaba con un desempeño sexual del hombre, la curiosidad le da lugar a la búsqueda de las cosas más pesadas para tener las mismas sensaciones, y el resultado final no es nada placentero. Y tengo fuentes seguras del sexo opuesto que no admiran para nada a los hombres que ven pornografía. Al contrario, se sienten disgustadas, traicionadas y desvalorizadas.

Lamentablemente, en mi optimismo, pienso que de aquí a unos 10 o 15 años, los efectos negativos de la pornografía habrán sido confirmados por muchos más estudios científicos. Las pruebas ya existen actualmente, varios estudios ya mostraron eso, pero la pornografía en Internet es algo relativamente reciente. La cosa va a empeorar mucho antes que a mejorar, antes de que las personas se concienticen de los prejuicios. Incluso de allí, usted, hombre inteligente, puede salir adelante. Pásese al lado de acá.

Usted no necesita eso. Si está casado, usted tiene a una mujer real para amar, cuidar y hacer feliz. Trátela bien. Evite las chanclas con calcetines, que no es nada sexy. Ella va a tratarlo bien, y ustedes dos tendrán un placer sin fin.

Si usted está soltero, no deje que la pornografía arruine sus chances de tener una vida sexual saludable y placentera cuando encuentre a su futura esposa. Y para no espantar candidatas, use las sandalias sin calcetines por favor. Si no se va a quedar soltero para siempre.

(Referencia: blog del obispo Renato Cardoso)

Eliminando el estrés en 7 pasos

¿ Sientes demasiada tensión emocional y que se te exige demasiado? ¿No duermes bien preocupado por los exámenes y las tareas escolares? ¿Comes de prisa porque estás demasiado ocupado? No estás solo. Todos – adultos, adolescentes y hasta los niños – pasan por momentos de estrés. Sin embargo, hay formas de reducirlo y hacer frente a lo que es inevitable.

  1. Identifique la primera cosa que más le presiona en este momento
  2. Identifique su segunda y tercera mayor preocupación
  3. Escriba estas tres cosas en algún lugar
  4. Debajo de cada una de estas, escriba todo lo que usted puede hacer al respecto para resolverlas
  5. Marque lo que ya está haciendo y lo que aún le falta hacer. Haga lo que le falta.
  6. Escriba lo que usted NO puede hacer respecto a cada una de las cosas que escribió en la lista en el paso número 3
  7. Acepte lo que no puede hacer, enfóquese en lo que puede, y el resto entrégueselo a Dios

Echando toda vuestra ansiedad sobre Él, porque Él tiene cuidado de vosotros. 1 Pedro 5:7

No es solo para leer. Haga los siete pasos. Funciona.

Fuente: http://www.renatocardoso.com/es

«Él no entiende, no va a darse cuenta»

«Él no entiende, no va a darse cuenta»

00

Si no sabe…no hable

La mayor ignorancia es criticar algo respecto de lo cual usted no sabe nada. El mundo está lleno de ignorantes disfrazados de sabios. Críticos de turno, de narices paradas en sus podios de ignorancia, listos para apuntar el dedo y argumentar su punto de vista. Se olvidan de que un punto de vista no es nada más que eso.

Cito solo dos ejemplos con los cuales tengo una experiencia directa:

“Esa pareja del Matrimonio Blindado solo quiere GANAR DINERO vendiendo libros. Dudo que vivan lo que hablan en la televisión.” — dijo la troll en nuestro Facebook. No nos conoce. Nunca nos encontró. Pero se cree conocedora de lo que sucede dentro de nuestra casa.

“Ese Templo de Salomón es una abominación. El anticristo va a vivir allí dentro. Dios no habita en templos hechos por manos de hombres.” — declaran los “entendidos en el tema”. Por la lógica de ellos, vamos a tener que demoler todos los templos e iglesias en el mundo (ya que Dios no habita en ellos) y mandar a que quien cree en Dios se reúna debajo del árbol más cercano. Según su sabiduría, el anticristo ya tiene dirección aquí en Brás, São Paulo. (Que alguien les avise al profeta Daniel y al Señor Jesús que se equivocaron; al fin y al cabo no será en Jerusalén.)

Pero este post no acerca de defender a los autores de Matrimonio Blindado ni al Templo de Salomón. Es acerca de usted, yo y todos nosotros. Es para ayudarnos a entender al ser humano un poquito mejor.

Lamentablemente, el homo sapiens no es tan sapiens. Sufre de una enfermedad cuyo síntoma principal es la crítica gratuita sobre lo que no sabe. Algunas causas de esa enfermedad:

Desconfianza: si es demasiado bueno para ser verdad, probablemente es mentira. Se lo
puede llamar falso.

Envidia: si yo no puedo tener lo que usted tiene, puedo criticarlo por lo que tiene.

Miedo: su éxito me asusta y amenaza mi supervivencia; necesito demonizar su éxito para garantizar el mío.

Llamar la atención: sé que estoy diciendo tonterías, pero lo que importa es que seré famoso durante 15 minutos.

Ignorancia: mezcla de insensatez con pereza de investigar la verdad.

Complejo de Piojo: voy por la cabeza de los demás. A fin de cuentas, si “Fulano” dijo eso, debe ser verdad.

Desconfianza, envidia, miedo, falta de atención, ignorancia y no pensar por sí mismo. Características humanas que todos nosotros tenemos. Por eso, somos todos culpables haber hablado algún día lo que no sabíamos.

Pero ahora que lo sabemos, no tenemos más excusas. Podemos ser mejores oradores y principalmente oyentes. Nunca más suponer que hablar es sinónimo de saber.

Sócrates dijo hace 2400 años:
La única y verdadera sabiduría es saber que uno no sabe nada. Y saber que no sabe nada lo hace el más sabio de todos.

Con seguridad, alguien que sabía de lo que estaba hablando.

Colaboró: Obispo Renato Cardoso
Fuente: Blog del Obispo Macedo

Fe, ¿a tú manera o a la de Él?

Obispo Paulo

Entre tantas voces y religiones es difícil saber qué camino escoger y en quién creer. Pero Jesús dijo: «El que cree en mí, como dice la Escritura, de su interior correrán ríos de agua viva [plenitud en todos los aspectos].» (Juan 7:38)

En general, a las personas no les falta fe. Fe tienen, pero la colocan en iglesias, religiones, obispos, sacerdotes, pastores, etc., siendo que la fe solo debe colocarse en Dios, en el Señor Jesús, y creer en Él no de acuerdo a tradiciones sino «como dice la Escritura», es decir, como lo enseña la Biblia.shutterstock_199213280

Jesús enseñó que hay cuatro tipo de personas que escuchan la palabra de Dios:

  1. Aquellas que escuchan la palabra, pero se distraen con facilidad y no la entienden u olvidan.
  2. Quienes la reciben felices, pero, al no conocerla bien, otros les hacen dudar o desanimar, pensando que el tiempo de los milagros ha pasado…
  3. Las personas que hasta quieren seguir a Jesús y obedecerlo, pero aman tanto el pecado o vivir a su modo, apegados a cosas materiales o a cualquier otra cosa, y con su avaricia y afanes terminan echando todo a perder.
  4. Quienes oyen, obedecen, practican lo aconsejado en la Biblia y son bendecidas.

(Lee Marcos 4)

Si tú quieres solo una bendición, no llegarás muy lejos y jamás disfrutarás una vida plena. Podrás creerte libre de hacer lo que quieras, sin la presión de establecer un compromiso con Dios, pero serás esclavo de tus vicios y de una vida mezquina. Si, por otro lado, aceptas formalizar un compromiso con Dios (no con una religión), obtendrás todo lo que necesitas y más, serás el cuarto tipo de oyente.

Yo puedo orar por ti, pero no cambiar tu vida, quien decide eso eres tú. Por eso, ven y no solo una vez, hazte el propósito de venir, por lo menos, nueve semanas, tres días de cada semana. Eso te acercará a la Palabra de Dios, te enseñará a creer conforme a la Escritura (Biblia) y tú cosecharás los buenos frutos. Recuerda: las bendiciones son intransferibles, al igual que tu decisión.

Que Dios le bendiga

Consagración de pastores en México

Consagración de pastores en México

00

Como madurar y hacer que las cosas sucedan

Young Woman Looking Up at Sky“Hay tres tipos de personas. Los que hacen que las cosas pasen; los que miran las cosas que pasan y los que se preguntan que paso.” Nicolas Murray Butler

¿Qué tipo de persona eres?.

¿Te limitas a ver pasar la vida como quien está mirando como pasan los trenes por la vida sin subirse nunca a ninguno? o aún peor ¿ escuchaste un ruido pero no sabes ni siquiera de donde vino?.

Madurar, crecer, es el proceso de pasar del mundo del niño al mundo del adulto.

En el mundo del niño basta con la queja y el lloro para que el mundo cambie. El niño que tiene hambre comienza a llorar y no para hasta que se le da su comida. No tiene otra opción, porque no puede conseguir las cosas por sí mismo.

En el mundo del adulto sin embargo el llorar no basta. Es muy poco frecuente que los demás nos ayuden a conseguir nuestro objetivo sólo porque nos quejemos. Y más improbable aún que una supuesta justicia universal nos venga a dar lo que pedimos sin hacer nada por conseguirlo.

Por todo ello madurar es precisamente responsabilizarse, hacerse sujeto y no objeto. Las cosas dependen de nosotros, y somos nosotros quienes tenemos que ocuparnos de que ocurran.

Cada vez que tengas la tentación de expresar una queja o un lamento, pregúntate: ¿Quiero ser un niño eternamente o quiero ser un hombre o una mujer?. ¿ Quiero quedarme en una cuna imaginaria esperando a que alguien venga a solucionar mis problemas o quiero tomar las riendas de mi vida y solucionarlos yo mismo? .grow

La responsabilidad es la habilidad de responder, de hacer frente a las situaciones que surgen en la vida. Madurar es hacerse responsable, y mirar a los problemas a los ojos, encontrando soluciones.

Sé del primer tipo de personas: haz que las cosas sucedan.

Una persona madura emocionalmente siempre va a llegar mucho más lejos que a una persona inmadura.