Temas destacados varios.

Día 38 en los Pasos de Jesús – cuerpo, alma y espíritu

portada 40 ndías

No solo de pan vivirá el hombre, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios. Mateo 4:4

¡Pierda peso ya! ¡Dieta para perder 3kg en 5 días! ¡Cómo ganar masa muscular rápido! ¡El café previene el cáncer! ¡Un cuerpo de modelo en 3 semanas! ¡Crema anti-edad: hace rejuvenecer 10 años! ¡Dieta del limón – purifique su cuerpo! ¡El café da cáncer!

No, no estoy inventando ni exagerando. Todo esto ya fue o es informado y anunciado todo el tiempo por ahí. Y esto vende porque las personas, de modo general, están extremadamente preocupadas por su cuerpo y apariencia. No es que vestirse bien, comer bien y cuidar su salud esté mal, al contrario. El problema es que las personas supervaloran el cuerpo pero se olvidan de que son una trinidad: cuerpo, alma y espíritu.

Este Pensamiento de Jesús enseña que nosotros no vivimos solo de comida y bebida. Es posible tener un cuerpo sano, con una perfecta salud, y aun así no tener vida. Lo que da vida no es solo el alimento y el ejercicio físico, sino principalmente las palabras que salen de la boca de Dios.

Vea como ejemplo el efecto que estos 40 días han tenido en usted. Si ha seguido este propósito como fue orientado, si no ha leído solo y simplemente los Pensamientos de Jesús apurado, con certeza ha recibido vida, dirección y energía. ¿Y por qué se ha sentido así? ¿Por qué muchos que están absorbiendo estos Pensamientos nunca más serán los mismos? Porque los Pensamientos de Jesús son nada más y nada menos que las Palabras de Dios. Y si usted se alimenta de ellas, tendrá vida.

Usted también puede ser muy culto, educado en las mejores universidades, le puede gustar mucho leer, puede ser talentoso, etc. – pero aun así puede no tener vida. La verdadera vida viene de las Palabras de Dios. Jesús dijo esto de otra forma: “Las palabras que Yo os he hablado son espíritu y son vida.” (Juan 6:63)

Sea verdaderamente inteligente. Oiga lo que Él dice.

Día 38: Cuide su cuerpo, invierta en su educación – pero principalmente, por encima de todo, busque saber y seguir lo que Dios dice.

(Fuente: blog del obispo Renato Cardoso, los pensamientos de Jesús)

Obispo de la Universal explica el conflicto entre Israel y Hamas

Existen dos razones principales de los conflictos entre Israel y Hamas, es decir Hamas, pues son ellos quienes están luchando contra Israel. La primera razón, la principal, es espiritual y la segunda es social. Comencemos con la más importante, la espiritual.

Desde el nacimiento de Ismael y posteriormente de Isaac siempre hubieron conflictos entre los dos. Los clanes creados por ellos no tenían amistad entre si. Dios le prometió a Abraham que sería bendecido, prosperado y que de él nacerían muchas naciones.

Sin embargo, vea que la tierra que fue prometida a Isaac y sus decendientes, durante todos los años antes de la llegada de Abraham, quienes habitaban en aquella tierra eran los pueblos que no pertenecían de allí, nómadas, como los filisteos. Años después la tierra fue ocupada por quien la recibió de su verdadero dueño, Dios, con su título de propiedad. Está claro que de allí viene todo un plan maligno, pues en Abraham, a través de Isaac, serían bendecidas todas las naciones de la tierra, con la venida de Yeshua (Jesús), o Mashiach (Ungido), Salvador de Israel y de las personas que creyeran en Él. El plan maligno es alimentado por el propio odio contra el plan de Dios para la salvación del hombre.

La segunda razón es social. Los musulmanes de Gaza y de los territorios ocupados en torno de Ramalah, quieren un estado palestino independiente, teniendo a Jerusalén como capital. No reconocen el estado de Israel como legítimo y no aceptan que Jerusalén sea la capital del estado judío, siendo que ya era su capital desde la época del Rey David.

Los proyectiles lanzados de Gaza en el territorio de Israel son en su mayoría de fabricación casera, pero no por eso menos destructivos. Existe una vigilancia constante por parte de Israel para que los habitantes de Gaza no reciban armamentos del exterior. Los proyectiles explotan al impacto, la combustión es causada por elementos químicos, fertilizantes utilizados para la agricultura. Ellos están atacando a la población civil de Israel, abierta y deliberadamente. Israel por su lado, intenta destruir los puntos de lanzamientos de proyectiles y áreas militares de riesgo para proteger su población. No obstante, Hamas, impone a los habitantes de Gaza a que no abandonen sus casa y lanzan proyectiles en áreas próximas a las escuelas, mercados y mezquitas, donde hay una aglomeración enorme de persona, para usarlas como escudos humanos.

Israel tiene un sistema de defensa muy eficiente. La población está acostumbrada, cuando suenan las sirenas, a protegerse de los ataques en refugios anti-bombas, mientras escribo, estoy en uno de esos refugios anti-bombas, pues aún con el cese al fuego de seis horas que la ONU pidió para enviar ayuda humanitaria a Gaza, Hamas no ha observado esta tregua y continúa atacando.

Las reuniones en la Universal en Israel siguen sucediendo normalmente, las personas ya están acostumbradas a este periodo de ataques, pues suceden regularmente.

Estamos todos bien, gracias a Dios. Oren para que la paz pueda volver a Israel y que no haya más atrocidades. En medio de todo esto quienes más sufren son los ancianos y los niños. Los ancianos por la dificultad de movimiento rápido, y los niños se quedan muy asustados, con las sirenas y explosiones que estremecen los edificios.

La vida continua. Dios está con nosotros.

Obispo Aroldo Martins

Universal Israel

Desafío 37 para una vida saludable – ropa

Banner Mujer2

Hace tiempo, a mí me gustaba usar ropa apretada. Pantalones de mezclilla pegados al cuerpo como si fueran una segunda piel. Vestidos muy cortos, ropa transparente, escotes profundos. Cualquier cosa que gritase: “Mírenme” cuando llegara a algún lugar.

Roupas-para-mulheres-evangélicas-12No era apenas una cuestión de estar a la moda, realmente lo que quería era llamar la atención. Pensaba que para ser bella, necesitaba ser sensual. Hoy veo como esa actitud mostraba tanta inseguridad y en el fondo una falta de atención y otras cosas más.

Cuando llegué en la iglesia, nadie nunca me dijo que cambiara mi forma inapropiada de vestir, pero alguien muy especial me mostró que esa no era la forma correcta de ser bella.

El Espíritu Santo me concientizó que un cambio en mi forma de vestir era necesario, que nuestra belleza no está en la cantidad de cuerpo que mostramos, más sí en un conjunto de cualidades formadas principalmente por características de nuestro carácter.

Dejé entonces de usar ropa apretada, escotada y transparente, no sólo en la iglesia, pero también fuera de ella. ¿De qué sirve ir a la iglesia toda comportada, pero después llegar a la casa y volver a usar la misma ropa de antes? Yo sabía que el Espíritu Santo esperaba más de mí.

Mi transformación fue medio radical, pues de esa ropa muy indiscreta, comencé a usar camisones, vestidos largos y ropa demasiado grande. Me tardé un poco para entender que no debía ser ni 8 ni 80. Al final, sabía lo que no era apropiado, pero no sabía lo que era apropiado.

Poco a poco fui entendiendo muchas cosas. El Espíritu Santo me fue guiando, usó personas para ayudarme y hacerme entender sobre la belleza y el verdadero valor de una mujer.

En verdad amigas, cuando más nos exponemos, perdemos cada vez más nuestro valor. Una mujer elegante y que es linda, no usan ropa así, pues vulgariza el valor de una mujer.

Tarea 37:

En la próxima vez que vayas a arreglarte, mírate en el espejo y pídele al Espíritu Santo que te guíe. Si no te sientes bien con alguna ropa, eso ya puede ser una seña. Observa también mujeres elegantes que tú admiras para tomarlas como ejemplo, claro está, que ese consejo es que se reflejen en mujeres de Dios para eso. Si es necesario pídeles a ellas ayuda para que encuentres ropa de acuerdo a tu edad discreta y elegante.

¿Aún no tienes el Espíritu Santo? Esta es una razón más para buscarlo.

(Fuente: blog de Nanda Bezerra)

Día 37 en los pasos de Jesús – la mayor superación

portada 40 ndías

“Al que cree todo le es posible” Marcos 9:23

Tal vez este sea el más ilimitado, el más inspirador, y el más motivador Pensamiento de Jesús. Dice tanto en tan pocas palabras. Abre las puertas a la imaginación. Robustece el desanimado. Muestra que lo que queremos solo depende de nosotros y de nadie más.

Nuestro error muchas veces es compararnos con otras personas. Pensamos que ellas son nuestros competidores. Queremos ser mejores o al menos tan buenos como ellas. Entonces, medimos nuestro desempeño según el de los demás. Nos alegramos cuando los superamos y nos entristecemos cuando no. Pensamos totalmente equivocado porque nuestro mayor rival, en realidad, somos nosotros mismos. Tenemos que ser nuestro principal foco de superación.

¿Cuántos superan enemigos o adversarios pero sucumben delante de sí mismos? Mike Tyson, el famoso luchador de boxeo americano, ganó todos los títulos que un boxeador podría tener. Su carrera era envidiable. Sus adversarios eran fulminados en el ring, uno por uno, a veces en solo unos segundos. Se convirtió en un deportista famoso y millonario. Sin embargo, afuera del ring, Tyson no logró superarse. Se casó y se divorció tres veces. Fue condenado a prisión por violación. Agredió a personas en la calle. Se volvió alcohólico y drogadicto. Eventualmente, se declaró en bancarrota y confesó recientemente que casi se muere a causa de las adicciones. Su lucha contra sí mismo aún está por decidirse.

Pero no somos mejores que él. Todos cometemos el error de buscar el éxito superando a los enemigos externos. Pero lo que conquistamos del lado de afuera depende de lo que tenemos adentro: nuestra fe. Lo que hace todo posible es lo que creemos. Y la creencia es algo que está adentro de cada uno. Por eso, la mayor superación es superarse a sí mismo.
Usando ese poder que está adentro suyo, todo le será posible.

La duda ve los obstáculos. La fe ve el camino. La duda ve la oscuridad de la noche. La fe ve el amanecer del día. La duda teme dar un paso. La fe vuela en las alturas. La duda pregunta, “¿quién cree?” La fe responde, “Yo”.

Y usted, ¿cree?

Día 37:

Hay fe adentro de usted, pues ella es un presente de Dios para todos. Despiértela, ejercítela, ponga esa fe a funcionar. Supérese a sí mismo y todo le será posible.

Al abrir las puertas… (Obispo Paulo Roberto)

Obispo Paulo

La Biblia relata, en el segundo libro de Crónicas, la historia de Acaz y Ezequías, padre e hijo. Ambos fueron reyes, sin embargo, actuaron de modo muy distinto. Para comprender la historia completa, puedes leer del capítulo 28 al 31 de ese libro.

Acaz reinó en Israel, pero fue una persona que no tuvo sensibilidad espiritual. Creía en Dios, pero no lo conocía. Tomaba malas decisiones. Llegó al punto de cerrar las puertas del Templo y apagar sus lámparas. Creía que era posible ser independiente tanto de un Templo como de Dios.url

Así, el culto de adoración y los sacrificios a Dios cesaron. El pueblo empezó a sufrir y los enemigos los vencieron. Vino desgracia sobre desgracia, porque somos seres espirituales y sin Dios no podemos ser felices. Al morir, Ezequías asumió el trono y se percató de que el problema de Israel no era militar ni político, sino espiritual:

«En el primer año de su reinado, en el mes primero, abrió las puertas de la casa de Dios, y las reparó» (2 Crónicas 29:3).

Para este mundo, hacer el Templo de Salomón puede parecer una locura, una inversión innecesaria. Sin embargo, quienes entienden a Dios saben que no es así, que construirlo es un privilegio. Y este 13 de julio cerraremos la Campaña del Templo de Salomón llevando los pedidos a Dios hasta este lugar santo. La Universal se dio a la tarea de levantar nuevamente este Templo como señal de pacto con Dios.

Si crees y también decides hacer dicho pacto, al abrirse las puertas del Templo, Dios oirá tu clamor y tu vida jamás volverá a ser la misma. Él irá delante de ti a donde vayas y no habrá problema que te venza o que robe tu felicidad y plenitud.

Dice Dios:

«Yo he santificado esta casa que tú has edificado, para poner mi nombre en ella para siempre; y en ella estarán mis ojos y mi corazón todos los días» (1 Reyes 9:3).

Si crees, lo verás.

El Tabernáculo en el Templo de Salomón

Conozca el Templo de Salomón…
A través de este vídeo, uno podrá regresar en el tiempo.
Aquellos que visiten el Templo, podrán conocer la replica fiel del Tabernáculo de Moisés, como descrito en el libro de Éxodo.
Aquí las imágenes.

Día 36 en los pasos de Jesús – síndrome de la justicia

portada 40 ndías

El fariseo, puesto en pie, oraba consigo mismo de esta manera: Dios, te doy gracias porque no soy como los otros hombres… Lucas 18:11

Jesús expreso a través de la historia de arriba el siguiente pensamiento: “Si usted anda por ahí de nariz levantada, va a terminar de cara en el piso, pero, si con humildad ve quién es, terminará convirtiéndose en una mejor persona.” O sea, quien se exalta será humillado y quien se humilla será exaltado.

El fariseo de la historia se creía muy bueno, correcto, superior a las demás personas que veía a su alrededor. Lleno de sí, oraba de sí para sí mismo. Note: para sí mismo, no para Dios. Claro que Dios no pierde tiempo con oraciones de personas así. “Dios resiste a los soberbios, y da gracia a los humildes.” (1 Pedro 5:5)

Lamentablemente, las personas a las que este Pensamiento va dirigido jamás percibirán el mensaje. Entenderán el mensaje pero inmediatamente pensarán que es referido a otros, no a ellas mismas. Se creen justas. Son sabias a sus propios ojos. Piensan que casi nunca se equivocan. Y cuando se equivocan es siempre con un buen justificativo.

Examine si usted cuenta mucho sus ventajas y cualidades, si señala los defectos de los demás, si tiene dificultad para ver o reconocer sus propios errores, si usa mucho “yo siempre…” en su lenguaje, y en seguida menciona alguna virtud suya (o “yo nunca…” seguido de algo negativo). ¿Usted constantemente se cree desapreciado porque las personas no lo reconocen? ¿Su orgullo es herido y su rabia se enciende cuando le llaman a la atención?

Si usted acostumbra tener alguna de esas actitudes, probablemente tiene el síndrome de la justicia propia.

Caiga en la realidad. Ser humilde es ser verdadero consigo mismo, pues nadie es tan perfecto.

Día 36:

Esfuércese para ser el mejor y hacer todo con perfección — pero nunca para esperar reconocimiento de los demás ni para buscar gloria propia.

(Fuente: blog del obispo Renato Cardoso, Los pensamientos de Jesús)

Disciplina…característica del Reino de Dios

Vea el vídeo con las Reglas de Admisión y Conducta del Templo de Salomón.
Lugar sagrado, edificado para todos los que quieren santificar sus vidas al Dios de Israel.
¿Cómo proceder en el Templo?

www.universal.org.mx

Desafío 35 para una vida saludable – confianza

Banner Mujer2

“No tengo dinero, ¿qué voy a hacer?”woman praying

“Aún no me he casado, voy a quedarme soltera”

“No soy capaz, por eso no logro mis objetivos”

Presión alta, diabetes, problemas del corazón, insomnio… la falta de confianza es la receta para una vida nada saludable.

Si realmente quieres tener una vida saludable, uno de los pasos más importantes es aprender a confiar en Él. Debes aprender a tener confianza en todos los momentos, aún los peores de tu vida. Debes tener la confianza de que el Señor Jesús te está cuidando, pase lo que pase.

Tarea 35:

Piensa en el mayor problema que estás atravesando. Ahora imagina que Dios te pregunta: ¿ese problema es mayor que yo? Aprende a confiar en Dios en cualquier circunstancia.

Día 34 en los Pasos de Jesús – juramentos

portada 40 ndías

“Pero sea vuestro hablar: Sí, sí; no, no; porque lo que es más de esto, de mal procede” (Mateo 5:37)

“Dios es mi testigo…” “Juro por el alma de mi madre…” “Delante de Dios…” ¿Usted ya usó estas u otras expresiones semejantes para afirmar que estaba diciendo la verdad?

Según este Pensamiento de Jesús, quien es verdadero no necesita jurar por nada ni por nadie. Una palabra basta. Su sí es sí. No hay dudas. No existe un “pero”. Lo mismo con su no.

Nuevamente aquí Jesús desecha los patrones de comportamiento y conducta. Los judíos estaban acostumbrados a jurar por el cielo, por Jerusalén, o por sus propias vidas. Sin embargo, así como juraban basados en la Ley de Moisés, también rompían sus juramentos cuando les convenía, usando otra parte de la Ley. Sus promesas y juramentos no valían nada. Lo que Jesús establece aquí es que nuestra reputación por decir la verdad debe ser tan impecable que nadie crea necesario que confirmemos nuestras palabras con un juramento.

Adoptar ese patrón exige de nosotros una reforma total en nuestra manera de pensar y hablar. En el pensar, necesitamos aprender a no estar en la duda, entre el sí y el no, indefinidos en nuestras opiniones. Tenemos que entrenarnos para decidirnos por el sí o por el no con firmeza y rapidez. Después de todo, ¿quién y qué está delante, detrás, al lado, arriba, abajo y entre el sí y el no? El diablo y sus sugerencias. Si reformamos nuestra manera de pensar y elegimos siempre el sí o el no, en cualquier situación, venceremos nuestras dudas y debilidades.

Y entonces, la otra mitad: ser verdadero y firme en las palabras. Cuídelas. Cumpla lo que usted dice. Por eso, no sea precipitado en el hablar. No embellezca su discurso para impresionar a nadie. No prometa más de lo que puede cumplir. Cuando construya una reputación, su palabra valdrá más que el oro, literalmente. Y no necesitará fortalecerla con juramentos.

Día 34:

Entrene su mente para decidir con firmeza y rapidez entre el sí y el no, siempre. Y cuide sus palabras para que sean siempre verdaderas y cumplidas.