La cura de los vicios

Domingo 1Los domingos, a las 4 p. m., se realiza la reunión La Cura de los Vicios.A este tratamiento acuden cientos de personas que sufren los efectos de las adicciones desde hace meses e incluso años. Muchas llegan desesperadas suplicando ayuda.

¿Quiénes pueden asistir a esta reunión?

  • Gente con cualquier tipo de adicción: alcohol, drogas, cigarro, sexo, juegos de azar, internet, etc.
  • Familiares y amigos dispuestos a tender la mano a un ser querido para que sea libre de su vicio.

¿Tienes un gusto que se ha salido de control y te está arruinando? No lo dudes, asiste a este tratamiento y contarás con el apoyo de especialistas para librarte definitivamente de ese mal.Tu vida puede cambiar como cambio la vida de Erika Paredes

Era víctima de adicciones a los 16 años de edad

«Era adicta al alcohol, la marihuana, el crack, el activo y la cocaína. Me llevaron a varios anexos, pero no cambiaba. En esta reunión pasó algo increíble: perdí por completo el deseo de drogarme. Nunca más volveré a hacerlo. Lo que para mí era imposible, con Dios lo conseguí», Erika Paredes

Cura de los Vicios Erika paredes 1

Te esperamos en Av. Revolución núm. 253, Col. Tacubaya o en el Centro de Ayuda más próximo a tu hogar. Serás siempre recibido(a) con mucho respeto

Depresión infantil

Si notas triste a tus hijos, no lo tomes a la ligera

Desde hace tiempo, ¿has notado que tú hijo(a) no siente placer en las actividades que comúnmente realiza, como jugar, salir con sus amiguitos, reírse, ver caricaturas…? Posiblemente, está pasando por un cuadro de depresión infantil es decir tiene tristeza y no lo habías notado o, quizá, no le habías dado la debida importancia.

depresion infantilLas causas y los síntomas pueden variar y no deben pasarse por alto, de lo contrario, podría terminar, incluso, en suicidio, explican especialistas en Pediatría. Timidez, aislamiento, desánimo, falta de autoconfianza, irritabilidad, bajo rendimiento escolar, ausencia de sueño, cambios en su alimentación, fatiga, sentimientos de culpa, llanto… son algunos focos rojos.

Lea también: Cáncer infantil sigue en aumento

En la Escuela Bíblica Infantojuvenil (EBI), ubicada en cada Centro de Ayuda Universal, hay educadoras capacitadas para atenderte a ti y a tus peques si atraviesan por esta problemática. No tengas pena de buscar ayuda, al hacerlo estarás evitando un sufrimiento posterior.

Corregir a tus hijos a golpes también es violencia

La violencia infantil tiene consecuencias a largo plazo

Corregir a tus hijosEl neurólogo Eduardo Calixto González, columnista de salud en diferentes medios, menciona que conductas violentas, generan hijos violentos. «Socialmente nos comportamos como lo aprendimos a hacer en la primera etapa de nuestra infancia. Un papá o una mamá violentos, marcarán a su hijo para siempre», afirma.

De acuerdo al especialista, tres estructuras cerebrales son susceptibles cuando al menor se le dicen groserías o se le agrede:

  • Amígdala cerebral.- Un padre violento puede generar que la amígdala cerebral sea más grande. En consecuencia, el niño aprenderá que la conducta violenta es normal.
  • Giro del cíngulo.- Esta es un área cerebral que interpreta emociones. Quienes son violentados   no   logran   tener   una   conexión   adecuada,   por   lo   tanto,   no   identifican emociones positivas de quienes los rodean.
  • Hipocampo.- Es la estructura que permite memorizar y aprender. El niño agredido no tiene la capacidad de memorizar ni aprender, por eso comete los mismos errores.

 

La Organización Mundial de la Salud refiere que la violencia infantil ocasiona estrés, problemas conductuales, físicos y mentales.

 

Crianza sana

Martha Ordoñez, psiquiatra y autora del libro Dime cómo te castigaron y te diré quién eres, refiere que una corrección sana no castiga, sanciona. Para hacerlo, debes de tomar en cuenta lo siguiente al momento de llamarle la atención a tu hijo:

  • Tomar aire antes de actuar.
  • Pedir explicaciones y saber escuchar.
  • Ser justos y ponerse en el lugar del niño.
  • Pensar en otros caminos para sancionar, como privarlo de las cosas que más le gustan: televisión, juegos, visitas a los amigos, pero no golpear.