No podemos ignorarlos

Redes Sociales

Indigencia en México, una dolorosa realidad

La mirada perdida, el semblante caído. Con el cabello alborotado y la piel mostrando los estragos dejados por el frío y el calor. Sí, necesitan comida y un techo para resguardarse, pero más que eso anhelan comprensión, una mano tendida para socorrerlos, un abrazo que los conforte.

De acuerdo a una infografía hecha por el periódico El Universal, la Ciudad de México cuenta con más de cuatro mil personas en situación de calle. Personas cuyo valor no podemos ignorar solo por el aspecto descompuesto que presentan.

Semana a semana, la Asociación Beneficente Caritativa (ABC) recorre lugares, por muchos considerados peligrosos, que hospedan a esta gente. Además de darles ropa y calzado, una cena caliente, cobijas y Biblias, los voluntarios se disponen a ser el hombro amigo que tanto les ha faltado.Obispo e indigentes

No podemos ignorarlos, no se trata de decirles frases motivacionales. Se trata de indicarles la ruta para salir de ese estado, de hacerles ver que tienen la posibilidad de alcanzar una vida digna y que Dios está interesado en ser su sustento.

Y tú, ¿cómo reaccionas al toparte con un indigente? «El que se apiada del pobre presta al Señor, y Él lo recompensará por su buena obra» (Proverbios 19:17).

Comments

comments

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Reciba primero noticias sobre el Centro de Ayuda