Salud, prosperidad, unión familiar… ¡no nos falta!

Redes Sociales

Salud, prosperidad, unión familiar, lo que antes nos faltaba ahora no

Testimonio en Altar 2«Por la diabetes mellitus que padecía, los niveles de glucosa en mi sangre llegaban a los 500 y 600 mg/dL. También tenía neuropatía, esta me impedía mover mis manos y pies, por lo que mi esposo tenía hacer casi todo por mí. Incluso, él tenía un buen salario, pero las medicinas absorbían casi todo. Por si fuera poco, uno de mis hijos era adicto a las drogas.

Gracias a una plática que tuve con un conocido fue que supe del Centro de Ayuda Universal. Una vez que vine, decidí aplicar en mi vida todo lo que enseñaban y, poco a poco, surgieron los primeros logros: salí del estado crítico de salud en el que estaba y mi hijo perdió el gusto por drogarse. De hecho, consiguió un buen empleo y tiene su casa y su auto.

Más tarde, gracias a la Campaña de Israel nuestra economía cambió, ya que nuestros ingresos aumentaron. Así pudimos comprar un auto 2016 y viajar a Miami. Además, compramos y comemos lo que se nos antoja sin importar el precio. Y lo mejor de todo es la unión familiar. No le hemos fallado a Dios y tampoco Él nos ha fallado».

Magdalena Cruz y Gerardo Martínez

Comments

comments

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Reciba primero noticias sobre el Centro de Ayuda