¿Por qué los hombres y las mujeres no se entienden? (Entrevista parte 1)

Redes Sociales

Por Nathalia Ilovatte, de R7

Lanzado en junio de 2012, el libro Matrimonio Blindado continúa en la lista de los diez más vendidos del país. Escrito por la pareja Cristiane y Renato Cardoso, conductores del programa The Love School , el libro es exitoso porque toca en un tema universal: la dificultad de que los hombres y las mujeres se relacionen de una manera saludable.

R7:  ¿Por qué un hombre y una mujer que deciden casarse por amor tienen tantas dificultades en entenderse y hacer prosperar la relación?

Renato Cardoso: La respuesta corta es: ¡Porque el ser humano es complicado! Cada uno tiene diferentes dosis de características humanas como egoísmo, orgullo, inseguridad, codicia, temperamento y otras que son altamente nocivas a la relación. Por eso, no es suficiente amar. Es necesario saber lidiar con esos enemigos del amor.

R7: ¿Los problemas siempre aparecerán, o una relación feliz y prospera queda libre de ellos?
Renato Cardoso: En una relación “blindada”, esa donde la pareja aprendió a lidiar con los errores y peligros inherentes a la relación, los problemas prácticamente desaparecen. Pero es claro que no hay cómo prever el futuro. Nuevas situaciones que van apareciendo pueden probar a la pareja. Por ejemplo, la llegada de un hijo, un cambio radical en la vida económica (para mejor o para peor), nuevos amigos o amigas que pueden ser una mala influencia – en fin, por eso la pareja nunca puede relajarse en la relación, por mejor que esté.

R7: ¿Ustedes creen que los noviazgos más largos pueden asegurar matrimonios más felices? ¿Existe alguna relación entre el tiempo de noviazgo y el éxito del matrimonio?

Renato Cardoso: Los noviazgos relámpagos no son buenos, pero los noviazgos muy largos tampoco. Consideramos que un noviazgo comienza a prolongarse más de lo que debería a partir de los dos años. Nuestra recomendación es que la pareja invierta bastante en el primer año de la relación para conocerse lo máximo posible. Si ellos saben lo que están buscando, tienen las orientaciones que damos en el libro, es posible que se conozcan más que el 20%. En ese período, si hacen las cosas bien, sabrán lo suficiente para decidir si la relación es para que continúe o se termine. Si es para que continúe, entonces en el segundo año el enfoque comienza a volverse hacia el casamiento y sus debidas preparaciones. Más que eso, o quedarse de novio durante un tiempo indefinido, solo comienza a generar estrés innecesario en la relación.

Continua…

Fuente: Blog del Obispo Renato Cardoso

Comments

comments