Cuando ya no hay nada que hacer…

Cuando ya no hay nada que hacer…

Por Departamento Web

“No podemos hacer nada más”, “Solo un milagro lo salvaría”, “Te queda un mes de vida” son unas de las muchas frases que los doctores dicen cuando tienen un paciente que enfrenta una enfermedad terminal. Y es que no es para menos, medicamente hablando, la ciencia o los hombres tienen un límite… pero Dios no.

Escuchar esto de una persona en la que estás depositando tu confianza para salir de cualquier enfermedad es cruel y devastador, no puedes detener las lágrimas que empiezan a inundar tu rostro y ruegas porque ese milagro que esperas con ansias llegue lo antes posible.

La pregunta es: ¿cuánto tiempo esperarás? y ¿de verdad valdrá la pena hacerlo? La respuesta apreciable amigo es si valdrá la pena siempre y cuando esperes confiado en la promesa de Dios que dice “…y yo quitaré toda enfermedad de en medio de ti” (Éxodo 23:25).

Y es tan cierto que en las reuniones de sanidad que se llevan a cabo los martes en todas las Universal del país, cada vez más personas testifican que el poder de Dios ha cambiado hasta el diagnóstico más difícil.

Si no quieres, no tienes porqué sufrir en ningún hospital solo es cuestión de que uses la fe para salir de esa situación que te ha dejado postrado en la cama por tanto tiempo.

Que sería mejor para ti, ¿depender de las medicinas o del Señor Jesús? Porque si dependes de Él siempre habrá algo que se pueda hacer.

Ahora no tienen problemas de salud

 

“Me salió un nódulo en la espalda del tamaño de una canica. Me provocaba dolores insoportables, me dolía al agacharme y con nada se me quitaba. Después de haber hecho la oración con fe, todo lo malo que sentía se me quitó y hasta el nódulo desapareció, ¡parece como si nunca lo hubiera tenido!”.

“La planta del pie me dolía como si tuviera enterrado un alfiler o aguja. A pesar de haber ido con médicos y tomar muchos medicamentos, el dolor no se me quitaba ni disminuía y solo aumentaba con el tiempo, así pasaron cuatro meses. Decidí venir a la reunión y usando la fe se me quitó. Fui curada”.

“Hace un año, me salió una verruga en la cabeza y después de diversos estudios me dijeron que era cáncer de piel llamado melanoma. No aceptando el diagnóstico, vine a usar la fe los martes a la reunión. Hace una semana, me hicieron unos nuevos análisis donde salió que estoy limpia de cáncer”.

“Mi hermana vive en Estados Unidos y me habló para decirme que le habían detectado cáncer de mama. Con fe, le pedí a Dios por ella y hace poco me llamó para decirme que los nuevos estudios que le hicieron arrojaron que el cáncer desapareció. La lejanía no fue impedimento para que Dios la sanara”.

¿Quieres un milagro? 

Participa este martes y por la fe recibe la sanidad que necesitas a las 7:30am, 10:00am, 4:00pm y especialmente 7:30 pm

Consulta aquí el Centro de Ayuda más cercano.

   

comentarios

[fbcomments url="http://universal.org.mx/2018/12/04/cuando-ya-no-hay-nada-que-hacer/" width="100%" count="off" num="3" countmsg="wonderful comments!"]

Free WordPress Themes, Free Android Games