Los dos tipos de admiración del Señor Jesús

Los dos tipos de admiración del Señor Jesús

Por Redacción Periódico

“Y no pudo hacer allí ningún milagro, salvo que sanó a unos pocos enfermos, poniendo sobre ellos las manos. Y estaba asombrado de la incredulidad de ellos…” (Marcos 6:5-6).

Así como el Señor Jesús se asombró con los habitantes de Nazareth por su poca capacidad de creer, muchas personas lo sorprenden negativamente.

Al tener falta de reacción ante los problemas y no usar la fe para vencerlos, muchos matrimonios se desaniman cuando les dan un “no” por respuesta, se dan por vencidos muy fácil, se entristecen, se caen, se desaniman, se olvidan del pacto que hicieron con Dios y lo dejan de buscar, se niegan a luchar y la duda los invade.

De igual forma, los solteros con sus actitudes Lo sorprenden porque en lugar de resolver su situación no se valoran, se van a vivir en unión libre con el primero que pasa o porque son maltratados.

Pero, entonces ¿se puede sorprender a Jesús positivamente? Lucas 7:9 nos enseña que sí: “Al oír esto, Jesús se maravilló de él, y volviéndose, dijo a la gente que le seguía: Os digo que ni aun en Israel he hallado tanta fe”.

En un matrimonio aplica en aquella esposa que lucha por su marido. Quien no fallará ni con todas las adversidades encima. Ella vence y se gana la admiración del Señor Jesús. Aunque el esposo no haya cambiado, ella lo visualiza transformado.

Los solteros también pueden asombrarlo para bien cuando no se dejan influenciar por la soledad ni por la ansiedad. Se preparan porque saben que para amar, primero necesitan amarse ellos mismos; entienden que si quieren ser felices necesitan serlo en lo espiritual para que su vida amorosa funcione a la perfección.

Si tú también quieres ser parte de la gente que Dios admira, en la Terapia del Amor puedes lograrlo a través de tu fe.

Todos los jueves, especialmente a las 7:30 p. m en Av. Revolución núm. 253, Col. Tacubaya.

 

Acaben con los celos

 

Actitudes como querer saber quién le llama a tu pareja o no dejarla usar la ropa que le gusta son indicadores de celos. Cuando estos están en una relación, cualquier cosa es motivo de sospecha y eso es una señal de inseguridad o falta de respeto a tu pareja.

Si los celos han perjudicado tu relación, analízate. Quizá necesitas invertir en tu autoconfianza y tener más seguridad en ti. Ahora bien, si eres quien los provoca, tal vez necesitas cambiar tu manera de actuar con el sexo opuesto y respetar a tu pareja.

Elimina todo rastro de duda y los celos acabarán.

 

El hecho de sufrir en una relación lo consideraba normal

 

Patricia

“En la Terapia del Amor, entendí lo mucho que valía como mujer y tras casi una década de relaciones fracasadas, descubrí que la definición de amor no tenía nada que ver con lo que siempre creí.

Ahora comprendo que todo comenzó con mis padres. A pesar de que eran un matrimonio, no se comportaban como tal, pues mi papá era indiferente e infiel. Así, el hecho de ver que el hombre humillara a la mujer, lo consideraba normal. No entendía como alguien podía renunciar a lo que quería por otra persona.

Llegó un punto donde pensé que el amor significaba sufrimiento. Sin embargo, en el Centro de Ayuda Universal, aunque no fue nada fácil que viniera y al principio me rehusaba, me di cuenta de lo equivocada que estaba.

Años atrás vi a mis papás pelearse por todo y ahora los veía amorosos, felices… ¡quería tener una relación así!  Dios me aceptó con el corazón destrozado, trabajó en mi interior, sanó mis traumas y me nació el deseo de estar con alguien.

La Patricia de hoy cree en el amor, incluso estoy por casarme con un excelente hombre”.

 

Tal vez te interese: ¿Usted sabe cuál es el origen de sus problemas amorosos?

 

 

 

   

comentarios

[fbcomments url="http://universal.org.mx/2018/10/10/los-dos-tipos-de-admiracion-del-senor-jesus/" width="100%" count="off" num="3" countmsg="wonderful comments!"]

Free WordPress Themes, Free Android Games