La liberación trae la transformación

La liberación trae la transformación

Por Departamento Web

Tal vez, usted haya mirado diariamente su vida y se ha preguntado a sí mismo cuál es la razón de tanto sufrimiento o qué debe haber hecho para merecerlo.

Es común que las personas responsabilicen a terceros e incluso a Dios por todos los males y aflicciones que les sobrevienen. Sin embargo, la Palabra de Dios es clara en cuanto a esto:

“A los cielos y a la tierra llamo por testigos hoy contra vosotros, que os he puesto delante la vida y la muerte, la bendición y la maldición; escoge, pues, la vida, para que vivas tú y tu descendencia” (Deuteronomio 30:19).

Esto significa que tanto la felicidad como el sufrimiento son resultados de las elecciones de cada uno. Dios nos dio libre albedrío, que no es otra cosa que la libertad absoluta para elegir entre la obediencia y la desobediencia, es decir, la bendición y la maldición. Si elegimos vivir en la desobediencia a su Palabra, fatalmente cosecharemos el fruto de esa desobediencia.

“Muchas personas están viviendo una vida maldecida porque se encuentran bajo la desobediencia, es decir, la maldición, pero si usted elige de aquí en adelante obedecer la Palabra de Dios, usted y su familia podrán disfrutar una vida diferente”, destaca el obispo André Cajeu.

El empresario Haroldo Dias Souza, de 50 años, por considerar el camino más fácil y rápido para resolver sus problemas financieros, durante muchos años eligió vivir en la criminalidad. De hecho, el dinero venía rápido, sin embargo, con la misma agilidad, se le escurría por los dedos.

Su elección le hizo ganar 15 años de prisión. “La última vez que fui preso me quedé en una celda con 40 personas, no había espacio ni para dormir, fue allí donde empecé a reflexionar y entender cuánto había perdido”, lamenta.

Haroldo llegó a Universal un viernes y, en ese día, eligió obedecer la Palabra que oyó. “Tomé la decisión de obedecer porque yo sabía que había poder en aquella Palabra para transformar mi vida, que hoy es bendecida en todas las áreas”, enfatiza.

Si así como Haroldo, usted quiere romper ese ciclo de maldición y cambiar la situación en la que se encuentra, el obispo André Cajeu afirma que “el primer paso es buscar la liberación, porque la liberación trae la transformación”.

Y si usted o su familiar sufre con algunos de los siguientes 7 síntomas:

  1. Agresividad
  2. Depresión
  3. Adicciones
  4. Vive en confusión
  5. Aislamiento
  6. Enfermedades
  7. Siempre se involucra con malas compañías

Ustedes necesitan urgentemente ayuda espiritual. Todos los viernes, en el Centro de Ayuda Universal, se realiza una reunión que ataca directamente la raíz de esos problemas.

Traiga una pieza de ropa blanca suya y la de su familiar, y participe en la Sesión de Descarga Espiritual, que se realiza en el Santuario de la Fe, en Av. Revolución núm. 253, col. Tacubaya, y en todos los Centros de Ayuda Universal, vea la lista de direcciones para encontrar la sede más cercana a usted.

   

comentarios

[fbcomments url="http://universal.org.mx/2018/09/14/la-liberacion-trae-la-transformacion/" width="100%" count="off" num="3" countmsg="wonderful comments!"]

Free WordPress Themes, Free Android Games