¿La crisis lo arrojó a un hoyo?

¿La crisis lo arrojó a un hoyo?

Por Departamento Web

¿Usted ya se dio cuenta de que la palabra “hoyo” se relaciona con los problemas de la vida? Ya sea en el sentido de estar en el fondo del pozo, tener un vacío en el alma o la falta de algo, la palabra es una definición de pérdida, pero este no necesita ser el fin. Al final, cuando usted está allá dentro, el único lugar hacia donde usted puede mirar es arriba, de donde viene la ayuda. “El problema no es ir al hoyo, sino ir allá sin Dios. Porque si usted va de la mano con Él, sale y es exaltado. Pero si se va sin Él, no saldrá de allá”, dice el obispo Edson Costa.

Durante el Congreso para el Éxito (Nación de los 318, en Brasil), el obispo mostró ejemplos de héroes de la Biblia que descendieron, literalmente, a la cueva y allá tuvieron el libramiento de Dios. Daniel fue uno de ellos, al ser puesto en la cueva de los leones pasó la noche seguro, pues el Señor cerró la boca de los animales. “En cambio, los hombres que lo acusaron después fueron arrojados a la cueva, pero bajaron sin Dios. La Palabra dice que ellos aún ni habían tocado suelo y sus huesos ya habían sido quebrados por las fieras”, explicó.

Otro caso fue la historia de José, que fue arrojado a una cueva por los hermanos envidiosos (Lea Génesis 37:18-36). “De la cueva él fue a la esclavitud, después a la prisión, pero al final fue al gobierno, hizo la diferencia y los que lo arrojaron al hoyo regresaron para pedir su ayuda”, ejemplificó.

De la misma forma, nuestro país, a causa de la crisis, se volvió en un hoyo para mucha gente y quien está en ella sin Dios es masacrado, pero quien está con Dios hará la diferencia, así como los héroes de la Biblia. “No cuente con la fuerza de su brazo o con los recursos humanos, no sea despreciado por los demás. Solo confíe en Dios, aférrese a esa cuerda llamada fe, pues Él le dio autoridad para abrir cualquier puerta, salir de ese hoyo y recuperarse”, concluyó el obispo.

Véase contando su testimonio, haciendo la diferencia y aprenda a no reclamar. En lugar de eso, profetice que la situación va a cambiar. En el Congreso para el Éxito usted recibe el espíritu y la dirección para tener esa actitud y cambiar su realidad.
Venga a las reuniones que se llevan a cabo todos los lunes las 7:30 a. m., 10 a. m., 4 p. m. y, especialmente, a las 7:30 de la noche. Asista al Santuario de la Fe, en Av. Revolución núm. 253, col. Tacubaya, y en todos los Centros de Ayuda Universal. Haga clic aquí para ver la agenda de direcciones.

   

comentarios

[fbcomments url="http://universal.org.mx/2018/09/10/la-crisis-lo-arrojo-a-un-hoyo/" width="100%" count="off" num="3" countmsg="wonderful comments!"]

Free WordPress Themes, Free Android Games