Astrología: ¿señales del Cielo?

Astrología: ¿señales del Cielo?

Por Redacción Periódico

¿Lo que “dictan” las estrellas influye en tus decisiones?

En Oriente, específicamente en China, hay empresas que contratan personal según el signo zodiacal de los postulantes. “Si aspiras a ser profesor o conserje, pero eres escorpión o virgo, ni te atrevas a presentarte porque no serás contratado; si eres capricornio, libra o piscis, tienes asegurado el empleo”, decía un anuncio.

A lo largo de los siglos, la astrología ha captado la atención por ser un medio de adivinación que supuestamente “permite” a la gente conocer su futuro o indica las actitudes que deben tomarse en cuenta para ciertos eventos. Eso da una aparente sensación de seguridad.

Sin embargo, las Escrituras exhortan a no consultar artilugios de adivinación (lee Isaías 47:12-14), ¿por qué? Desde la perspectiva científica, el astrónomo Parke Kunkle explica que los astrólogos no incluyen un signo que debería ser parte del círculo zodiacal: ofiuco. Cuando se dice que una persona se rige bajo el signo de piscis, en realidad sería ofiuco, esto implicaría un cambio zodiacal en todos. En conclusión, los “cálculos” que hacen los astrólogos, no son certeros.

Fabiano Jacob, ex practicante de brujería, también explica que “muchos astrólogos hablan de cosas que son absolutamente comunes para la mayoría de las personas y ellas las acaban creyendo”.

Si llevas a cabo un análisis, ¿cuál sería tu conclusión?

 

 

Gracias a la fe, podrán disfrutar una vida sana

 

María Juárez

A pesar de que estuve ocho años con dolor en la vesícula, luego de tocar el Manto Consagrado, el poder de Dios se manifestó. He apretado para tratar de detectar el dolor, sin embargo, ya no siento nada”.

 

Facunda Sánchez

Una operación de riñón provocó secuelas en mi cuerpo. Padecí dolor en la espalda y en los pies durante 18 años, ni podía caminar. Sin embargo, todo dejó de dolerme cuando toqué el Manto Consagrado. ¡Dios me sanó!”.

 

Yani Tello

He tenido que usar bastón para poder caminar. El dolor en el tobillo me impedía andar bien desde hace un año. Solo tuve que tocar el Manto Consagrado, confiando en que el poder de Dios podía sanarme y así fue, ya no necesito el bastón”.

 

Vicente Caballero

Yo no tenía cartílago en la cuarta y quinta vértebras, por eso sentía dolor en la espalda desde hace tres o cuatro meses. Si ahora lloro es de alegría porque Dios me sanó después de que confié en Su poder y toqué el Manto Consagrado”.

 

 

Tal vez te interese: Viernes: Gran Clamor

 

 

 

   

comentarios

[fbcomments url="http://universal.org.mx/2018/07/11/astrologia-senales-del-cielo/" width="100%" count="off" num="3" countmsg="wonderful comments!"]

Free WordPress Themes, Free Android Games