¿Dios está en silencio en su vida?

¿Dios está en silencio en su vida?

Por Departamento Web

¿Has notado que en la división de la Sagrada Escritura entre el Antiguo y el Nuevo Testamento hay una página en blanco?

No esta allí por casualidad: representa los 400 años en que Dios se quedó en silencio con la humanidad. En ese período, Él no dio una palabra, no hizo milagros, no habló con ningún profeta. Pero ¿por qué lo haría? La respuesta está en el libro de Malaquías, el último del Antiguo Testamento. En aquella época el pueblo de Israel, principalmente los sacerdotes, perdieron el temor hacia Dios estaban tratando su Altar de cualquier manera. En el primer capítulo da el mensaje:

“El hijo honra al padre, y el siervo a su señor. Si, pues, soy yo padre, ¿dónde está mi honra? y si soy señor, ¿dónde está mi temor? dice el Señor de los ejércitos a vosotros, oh sacerdotes, que menospreciáis mi nombre. Y decís: ¿En qué hemos menospreciado tu nombre? En que ofrecéis sobre mi altar pan inmundo. Y dijisteis: ¿En qué te hemos deshonrado? En que pensáis que la mesa del Señor es despreciable. Y cuando ofrecéis el animal ciego para el sacrificio, ¿no es malo? Asimismo cuando ofrecéis el cojo o el enfermo, ¿no es malo? Preséntalo, pues, a tu príncipe; ¿acaso se agradará de ti, o le serás acepto? Dice el Señor de los ejércitos.” Malaquías 1:6-8

En el segundo, tercer y cuarto capítulo insiste en la reprensión y da más alertas, pero, aún así, el pueblo no cambió, entonces Él los dejó siguiendo sus propios consejos y se calló por 400 años.

“No es común que el cielo se quede en silencio, pues el mayor placer de Dios es responder nuestras oraciones y hacer Su Nombre conocido”, explica el obispo Edson Costa.

Pero, desgraciadamente, muchos tienen manía de romper sus propósitos, cadenas, votos, son inconstantes: si todo va bien, ella es fiel, si se queda mal, ella deja de serlo. En la vida de estos nada sucede, sólo en la de aquellos que hacen un pacto con Él en el Altar.

Para ello hay que poner más fe, más fuerza, más oración, más ayuno, más sacrificio, ir más veces a la iglesia.

Y el obispo Edson reflexiona: “El Altísimo rompió Su silencio mandando al Señor Jesús para salvar a la humanidad, como quien dice: ‘ustedes me trataron de todos modos, dando lo peor. Pero voy a mostrar cómo se hace y voy a dar lo que tengo de mejor”.

¿Quiere aprender más acerca de cómo cambiar el rumbo de su vida? Entonces, no se pierda, el Congreso para el Éxito, la segunda fase del propósito de la clave de la victoria. La conferencia se celebra todos los lunes a las 7:30 pm en el Santuario de la fe o en Universal más cercana.

   

comentarios

[fbcomments url="http://universal.org.mx/2018/07/02/dios-esta-en-silencio-en-su-vida/" width="100%" count="off" num="3" countmsg="wonderful comments!"]

Free WordPress Themes, Free Android Games