“Vivíamos en una casa hecha de cartón”

“Vivíamos en una casa hecha de cartón”

Por Redacción Periódico

“Todo lo que tengo viene del Altar y esa misma fe le he heredado a mis hijos quienes probaron que el Señor Jesucristo no falla

 

Dios tarda, pero no falla”, dijo Leticia al contar su historia y es que ella pudo comprobar que la confianza en el Señor te saca del fondo para ponerte en lo alto y, aunque ahora tiene la vida que jamás imaginó, para obtenerla tuvo que dejar de creer que era débil

Aparte de vivir en la miseria en un cuarto de cartón donde mis hijos se mojaban más adentro que afuera; mi esposo, que además me engañaba, me maltrataba al punto de arrastrarme por toda la casa. Visité todos los grupos posibles buscando una salida y al no encontrarla, intenté el suicidio”.

Aun sin creer en Dios, decidió ponerles fin a ocho años de sufrimiento, aceptando la invitación de venir a la Universal.

“Al poco tiempo de llegar, escuché hablar de la Hoguera Santa y aproveché la oportunidad de confiar en Dios, quien no tardó en obrar tanto en mi marido, que me dejó de golpear, como en nuestra situación económica, pues puse mi propio negocio. Poco a poco, tenía más clientes, empleados y fui prosperando.

En todo este tiempo he logrado darles una licenciatura a mis hijos, poner mi casa, tener camionetas y autos, todo al entregarme en el Altar de Dios.

De una mujer débil, Él me volvió fuerte”, finaliza Leticia.

 

 

Sigue leyendo: ¡Qué pedido!

   

comentarios

[fbcomments url="http://universal.org.mx/2018/06/14/viviamos-en-una-casa-hecha-de-carton/" width="100%" count="off" num="3" countmsg="wonderful comments!"]

Free WordPress Themes, Free Android Games