Las dos virtudes esenciales de la fe

Las dos virtudes esenciales de la fe

Por Ana Odonel

No podemos ver a Dios (aún). Nuestra creencia en Su existencia solo es posible a través de la fe, que es nada más y nada menos que: “la certeza de lo que se espera, la convicción de lo que no se ve” (Hebreos 11:1). Por esa razón es que sin esta es imposible agradarlo (Hebreos 11:6). ¿Cómo podríamos tener una relación con alguien que nunca vimos si no fuera por medio de una convicción plena de que Él existe?

La fe es la única manera de establecer esa relación con Dios. Sin embargo, el obispo Jadson Edington, resalta que es necesario que esa fe tenga dos virtudes indispensables para llamar la atención de Dios y hacerlo manifestar Su poder en nuestras vidas. Estas virtudes son las siguientes:

  1. Indignación

El obispo explica que existen dos tipos de indignación: la emotiva, que nace de personas que no viven por la fe, en la justicia, en la obediencia y la comunión con Dios. De personas que no tienen a quién recurrir y cuando logran alguna cosa solo son mejoras; y la indignación santa, que nace de la fe inteligente de alguien que tiene la vida en el Altar de Dios.

“Esa indignación (santa) se enciende cuando una cosa está tardando mucho para que suceda en su vida. Cuando recibe un no. Cuando llega a su límite. Ahí, dentro de usted se enciende una indignación que le hace llegar ante Dios con fuerza y Él reacciona”, explica. Y Dios permite que nosotros lleguemos a una situación límite para que haya indignación. “En la comodidad no hay victoria, en la indignación nace la victoria”.

  1. Fidelidad

Así como buscamos cosas importantes en nuestra vida, como casarse, tener amistades y negocios con personas que sean fieles, Dios también hace la misma cosa.

La Biblia incluso registra esa búsqueda Divina:

“Mis ojos pondré en los fieles de la tierra, para que estén conmigo; el que ande en el camino de la perfección, este me servirá” (Salmos 101:6).

El obispo enseña que si hay una cosa bendita es la fidelidad. Y Dios no solo cobra, sino que también la prueba. “Muchas veces, cuando usted decide ser fiel a Dios, parecerá que las cosas se volvieron peor, pero es Dios probando la calidad de su fidelidad, si, independientemente de las circunstancias, usted se mantendrá fiel. Y Él solo traerá abundancia a su vida si permanece fiel”, destaca el obispo.

Por eso, analice la calidad de la fe que le ha presentado a Dios. Tal vez, sea la ausencia de esas virtudes que está retrasando el cumplimiento de Sus promesas en su vida. Y no hay mejor manera de desarrollarlas si no es por medio de la lectura y meditación de las Sagradas Escrituras. Ahí usted encontrará el combustible suficiente para alimentar esa indignación santa, cuando vea lo que ese Dios es capaz de hacer y cómo actuará en su vida, verá que aun diciendo creer en Él, su indignación está tan limitada. Y también desarrollará la fidelidad al conocer cuán fiel Él es y ha permanecido, aún ante la infidelidad de las personas.

¿Le gustó este mensaje? Entonces, compártalo en sus redes sociales con sus amigos.

   

comentarios

[fbcomments url="http://universal.org.mx/2018/06/06/las-dos-virtudes-esenciales-de-la-fe/" width="100%" count="off" num="3" countmsg="wonderful comments!"]

Free WordPress Themes, Free Android Games