La llegada de la Universal en Italia

La llegada de la Universal en Italia

Por Asarel Soto

La Universal llegó a Italia desde hace 25 años, exactamente en el año de 1993. En esa época, por la falta de infraestructura, las reuniones de oración se llevaban a cabo en los cines. Después de mucha lucha y sacrificios, vino el gran avance: la apertura del primer templo en el país, en febrero de 1994, en la zona de Tor Pignattara, en Roma (foto arriba en 2003), la capital italiana.

A lo largo de los años, miles de personas ya encontraron la Salvación. Actualmente, además de Roma, hay otras 13 iglesias esparcidas, entre estas en las ciudades de Milán, Bérgamo, Torino, Verona, Génova, Padova, Firenze (foto abajo en 2012), Nápoles y Siracusa. Además de estas, nuevas inauguraciones se realizarán pronto en Pescara, Bari y Catania, donde ya hay núcleos. Más allá de los templos, el trabajo de evangelización cuenta con el apoyo de 6 núcleos de oración (lugares donde no hay iglesia), en donde se realizan reuniones semanales o, dependiendo del caso, cada 15 días.

Las dificultades

Desde hace ocho años, el trabajo de evangelización en el país está bajo la responsabilidad del obispo Wagner Simões. Según el Obispo, en el aspecto físico, el primer obstáculo encontrado con la llegada de la Universal en Italia fue el idioma. “También existen las diversidades burocráticas del país y que, a veces, estorban mucho la apertura de nuevas iglesias”, agregó él.

Durante todos estos años que la Universal lleva la Palabra de Dios a los más afligidos y necesitados (foto abajo en Milán, 2014), lo que más le impactó al Obispo, según cuenta, fue el hecho de que la Iglesia es muy perseguida. Pero eso nunca fue un impedimento para que la Obra fuera llevada a todos los lugares. “Es un privilegio poder llevar la Palabra de Dios en cada esquina de este mundo, pues aunque sea un país diferente, la fe y la creencia son las mismas: en Dios. Las dificultades son muchas, pero ninguna de estas son suficientes para detenernos. Dios nos escogió”, afirmó el Obispo.

A pesar de todo, el trabajo de evangelización se hadesarrollado en todos los sentidos (foto abajo en 2015). El Obispo cuenta que muchos de los que viven en Italia, por tener una cierta estabilidad económica, se llenan físicamente”, sin embargo son infelices, enfermos en el alma y, a veces, en el cuerpo; por eso tardan en aceptar que necesitan ayuda, aun teniendo aparentemente “todo”. “Pero cuando se entregan es muy lindo, pues sucede el cambio, la transformación de vida, la persona se vuelve el propio testimonio de Jesús”, comenta.

Amor al prójimo

Frecuentemente, las acciones a favor de los necesitados se realizan en todas las regiones. En noches heladas de invierno, por ejemplo, voluntarios del grupo “Ángeles de la Noche” salen a las calles distribuyendo alimentos y ropa de abrigo.

Y el trabajo no se detiene ahí. Dos veces al año, jóvenes y otros colaboradores también participan de las campañas de donación de sangre, que pretenden beneficiar los bancos de sangre de los hospitales locales. Además de eso, la Universal también realiza importantes trabajos de visitas en cárceles del país.

Ayuda espiritual

En Italia, las reuniones se llevan a cabo diariamente, de lunes a domingo, siempre en la lengua local.

 

   

comentarios

[fbcomments url="http://universal.org.mx/2018/05/10/la-llegada-de-la-universal-en-italia/" width="100%" count="off" num="3" countmsg="wonderful comments!"]

Free WordPress Themes, Free Android Games