En busca de la admiración de terceros, joven se somete a procedimientos estéticos inusuales

En busca de la admiración de terceros, joven se somete a procedimientos estéticos inusuales

Por Social Media

Hace unas semanas atrás, el ruso Kirill Tereshin, de 21 años de edad, se volvió famoso por tener los bíceps más grandes del mundo. Para eso, él se inyectó un aceite en el cuerpo que, como resultado, corrió el riesgo de que le amputaran sus extremidades superiores. Aun así, en ese momento, anunció en sus redes sociales:

“En un mes, gané 106 mil seguidores. Amo ser reconocido”.

Él fue conocido como el “Popeye Ruso”, pero en los últimos días, su felicidad parece haber terminado. Insatisfecho con su apariencia e intentado ser más bello para ganar más seguidores en las redes sociales, el ruso empezó a publicar fotos con su cabello largo, maquillaje y uñas pintadas y postizas. Inmediatamente estuvo insatisfecho y se inyectó nuevamente aceite en el cuerpo, esta vez en los hombros. La reacción fue inmediata:

“Mi brazo se hinchó el doble del tamaño que tenía, y fue un golpe serio para mi cuerpo. Estoy muriendo de dolor, mi mamá está llorando”, declaró el joven para el periódico británico The Sun.

Aún no se sabe cuáles serán las consecuencias físicas para Tereshin, pero las emocionales ya aparecen en la tristeza que él afirma estar sintiendo.

A decir verdad, este joven está creyendo que la felicidad será alcanzada solamente con el valor de su cuerpo, de los muchos seguidores que tiene, cuando lo que realmente importa está más allá de la carne, como nos recuerda el obispo Renato Cardoso, en un texto publicado en su blog:

“El problema es que las personas sobrevaloran el cuerpo, pero olvidan que son una trinidad: cuerpo, alma y espíritu”.

De acuerdo a lo que el Obispo explica, “es posible tener un cuerpo atlético, con perfecta salud, y aun así no tener vida. Lo que le da vida no es solo el alimento y el ejercicio físico, sino principalmente las palabras que salen de la boca de Dios”.

Quiere decir: por más que sea importante cuidar el cuerpo, es más importante dedicarse a vivir conforme a lo que Dios enseña la Biblia.

“Cuide su cuerpo, invierta en su educación ―pero, principalmente, por encima de todo, busque saber y seguir lo que Dios dice”, concluye el Obispo.

Si usted se identifica con este perfil, aún hay tiempo para cambiar su mente y conquistar la verdadera felicidad. Si no sabe cómo hacer eso, participe de una de las reuniones que se llevan a cabo diariamente en la Universal. Busque la dirección de la sede que esté más cerca de usted.

   

comentarios

[fbcomments url="http://universal.org.mx/2018/04/15/en-busca-de-la-admiracion-de-terceros-joven-se-somete-a-procedimientos-esteticos-inusuales/" width="100%" count="off" num="3" countmsg="wonderful comments!"]

Free WordPress Themes, Free Android Games